22 mar. 2011

Una hora más en Canarias

Probablemente muchos no sepáis de la existencia de esta película. Se estrenó el verano pasado y es una comedia española con momentos musicales. Seguramente los que no la conocíais, después de haber leído esto, ya no querréis conocerla, pero es que yo soy muy mía y me encanta el cine español, me gusta mucho la comedia, y un musical es lo que más me va. Y si encima me pones a Quim Gutiérrez de protagonista, entonces solo puedo preguntarme: ¿Qué más quiero?

Una hora más en Canarias es la historia de Pablo, un tío que está tremendo tremendo tremendo, por eso lo interpreta Quim Gutiérrez, y que nos tiene a todas locas. En concreto, tiene loca a su jefa, que aunque está casada se lo monta con su empleado (wait...) ¿Y quién puede culparla, si estamos hablando de Quim Gutiérrez? Y también tiene loca a su novia, claro, porque siendo su novia, lo normal es que esté enamorada. Y poco después se descubrirá que tiene loca a alguna más. Vamos, que esta película es una pelea de chicas de hora y media por ver quién se queda con el tío bueno de la película. Lo bonito sería que al final me lo quedase yo, pero no, al final, yo, no me lo quedo.

Para que os hagáis una idea del rollo que lleva la peli, está dirigida y escrita por David Serrano, encargado también de Días de Fútbol, una comedia que surgió a la cola del éxito de El otro lado de la cama, de la que David Serrano también fue guionista. Vamos, que si Días de Fútbol ya quiso ser en su momento la comedia del año (que conste que a mí Días de Fútbol me encanta), Una hora más en Canarias es algo así como el recordatorio de que hace unos años la comedia amorosa que remezclaba canciones typical spanish cantadas horrendamente por Paz Vega tuvo su momento.

No obstante, y aunque pueda parecer que no, esta película tiene momentos grandiosos, todos protagonizados, por cierto, por Miren Ibarguren, que ya se ha proclamado a los cuatro vientos como una gran actriz de comedia y aquí lo vuelve a dejar bien claro. En esta película el humor es más surrealista de lo que solemos estar acostumbrados, pero ese punto de locura es lo mejor que tiene Una Hora más en Canarias.

Lo malo es que, en el fondo, no deja de ser una comedia romántica, y además bastante corriente. Yo, sinceramente, acabé bastante cansadita de la lucha de gatas por conquistar al supermacho, y sobre todo, acabé bastante hartita del horrible personaje que interpreta Angie Cepeda (prima mía). La verdad es que llegué a un punto en el que solo deseaba que la película se acabara cuanto antes, y eso, bueno, no es. Así que la pobre se queda en las puertas de la gloria porque no le puedo dar más que un ojete de monico. Aunque haya un par de momentos que me hayan parecido ultrageniales, el resto de la película es bastante tostón, y tampoco llega a merecer la pena.

2 comentarios:

  1. Yo tengo que reconocer que soy un absurdo con las comedias, pero me reí muchísimo viendo "Una hora más en Canarias". Es cierto que sobran momentos, como lo de "cuando me enamoro vuelo", e incluso alguno de los momentos musicales, pero al fina y al cabo, esta película es una comedia diferente, bien interpretada (una pena que no haya más protagonismo para Ibarguren, Blanco u Ordaz) y del director de "Días de fútbol", con lo cual, David Serrano se ganó el cielo (este sábado la ponen en Versión Española)
    Un saludete!

    ResponderEliminar
  2. Yo toda las críticas que he leido la tachan de vergüenza ajena... pero puede que me anime a verla un dia que me pille tonto.

    ResponderEliminar