23 feb. 2011

Skins (1º generación)

Con motivo de mi desgana a la hora de empezar desde cero con series nuevas teniendo otras aún por terminar decidí escoger, para mis ratos de descanso nocturnos, una serie que "no me diera muchos quebraderos de cabeza", y me decidí por Skins, de la que me habían hablado muy bien algunos amigos. Lo malo es que a los quince minutos del primer capítulo ya estaba enamorada de uno de los protagonistas y que eso me llevaría a engancharme por completo a la serie. Vamos, que me salió la cosa bien pero mal, porque mientras me llevaba la alegría de haber dado, por fin, con una serie megaguay, perdía horas de sueño por culpa de mi ansia por ver más y más.

Del que me enamoré, por cierto, fue de Chris. ¡Es tan mono, tan mono! Seguramente si existiera en la realidad yo le odiaría y diría que gente como él fomentan el fracaso entre los jóvenes de este, nuestro país, pero en la ficción me ha parecido un personaje digno de admirar y de querer para casarse.

Skins es como la Física o Química de Inglaterra. Y al ser de Inglaterra, por tanto, es mucho mejor. Aunque bueno, hablo desde la intuición femenina, porque la verdad es que nunca he visto Física o Química, pero Skins es genial. Es una serie sobre un grupo de adolescentes que trata, desde un punto de vista muy naturalista y cercano, todos los problemas típicos de esas edades: que si me enamoro, que si suspendo, que si riño con mis padres, que si la abuela fuma...

Cada capítulo está dedicado a uno de los personajes, y de la mano de cada uno de ellos nos vamos adentrando en un mundo que, para los que somos ya un poco viejunos, casi teníamos olvidado. Cada personaje tiene su drama particular, que poco a poco se irá descubriendo, y que ayudará al espectador a entender a estos chicos que están en una edad que parece que nadie entiende. Cada uno tiene sus puntos de vista, sus opiniones, su forma de ser, sus sueños... y poco a poco van ganándose un hueco en tu corazoncito hasta que al final tienes que proclamar a los cuatro vientos que los amas a todos.

La primera generación de Skins incluye las dos primeras temporadas. Al parecer ya van por la quinta temporada, lo que significa que están con una tercera generación. Supongo que eso de cambiar de personajes cada dos temporadas es bueno, para no alargar demasiado las tramas y para que no pase lo que pasa en España, que los chicos cumplen los veinticuatro años y todavía están en el insti, pero a mí no ha hecho sino crearme un trauma irreversible, y es que he quedado tan marcada por esta primera generación que me resisto a ver qué le pasa a la segunda, aunque todo el mundo me recomienda seguir con ella y me dice que la segunda generación también es super guay.

Estas dos primeras temporadas de Skins me han gustado muchísimo. Es muy difícil hacer una serie sobre adolescentes sin caer en tópicos, y sobre todo, es muy difícil mostrar un abanico tan amplio de personajes y conseguir que el espectador se enamore de todos. Por eso creo que esta serie se merece un pedazo de copón de serie... y ya veremos si seguimos con las otras dos generaciones. Por ahora, voy a darme un descansito y a retomar Weeds.

8 comentarios:

  1. Para mí, de momento, como la primera generación, ninguna. Aún así, me enganché con la segunda y ya voy conociendo a la tercera. No la dejes, que aunque no haya más Chris en Skins, las siguientes generaciones también enamoran ;).

    ResponderEliminar
  2. Skins es lo más! yo ahora con la tercera generación estoy encantadísimo también!!!

    ResponderEliminar
  3. A mí me gusta mucho Skins, pero tampoco me encanta tantísimo... Y te digo, prefiero la segunda generación. Pero teniendo 'Weeds' pendiente... ¡no sé a qué esperas! ¡Por Dios! ¡¡De quien te tienes que enamorar es de Silas!!

    ResponderEliminar
  4. Yo es que en el tema de las series sigo totalmente desconectado...

    ResponderEliminar
  5. Me encantaaaaa. Me vi las dos primeras generaciones no hace demasiado. Es que es genial, trata todos los problemas de esa edad, desde tantos puntos de vista, gente tan distinta...aunque usen cosas que parecen típicas como *SPOILER* el embarazo, con Jal, lo hacen de manera distinta...encima le pasa a la chica más responsable de toda la serie, es que le puede pasar a cualquiera...tratan los problemas de forma realista....

    En fin, yo me enganché muchísimo. Mis favoritos son Tony, Chris, Cassie y Effy. Y odio a Michelle xD
    Me gusta más la primera generación que la segunda, también era reticente...pero la verdad es que la segunda es amor. Cuesta más que enganche, pero la serie sigue siendo buena y aparecen otros personajes amor...eso sí, hay menos cantidad de personajes amor, no sé, de la segunda generación, is favoritos son Effy, y otros dos, los demás me dan más igual y alguno me parece algo soso...pero se les acaba cogiendo cariño. Me parece que no está al nivel de la primera, pero que es genial también.

    La tercera generación me la veré cuando acaben la primera temporada, a ver qué tal. Lo que me temo que será un poco espanto y destrozo de Skins será la versión de USA xD

    ResponderEliminar
  6. De la segunda generación tardas más en enamorarte, pero al final te quedas absolutamente prendada de ellos.

    Y lo del ansia por ver más y más es totalmente cierto, estás todo el día deseando saber qué pasa con sus vidas.

    ResponderEliminar
  7. De "Skins" no puedo opinar porque no la he visto (y de "Al salir de clase", tres cuartos de lo mismo)... así que he dado más rienda suelta a la entrada anterior, la de "Gordis".

    ResponderEliminar