23 may. 2013

El ladrón de cadáveres

Después de una larga temporada sin ver prácticamente nada de cine de terror, parece que por fin el género y yo estamos reconciliados, hasta el punto de que me ha apetecido hasta ver cine de terror clásico, que, la verdad, me entretiene, pero no es mi tipo de terror favorito. 

Echaba un poco de menos ese cine viejuno protagonizado por Bela Lugosi y esta vez me se antojó ver la película El ladrón de Cadáveres simplemente por ver a Bela y a Boris Karloff juntos en una misma película. Además esta película está inspirada en una historia que siempre me ha llamado la atención, una historia real que ocurrió en Edimburgo, ciudad que ya de por sí es misteriosamente mágica, hace muchos años, cuando los ladrones de cadáveres existieron de verdad.

El protagonista de esta historia es un médico prestigioso que acoge como pupilo a uno de sus mejores alumnos. Este joven médico será el encargado de descubrir el maléfico plan que su admirado profesor tiene preparado para proveerse de cadáveres frescos para sus clases de medicina, a la vez que hace el deseo realidad de una pobre familia que tiene que sufrir viendo cómo su pequeña niña se ha visto postrada a una silla de ruedas por un problema en la columna.


Tanto Boris Karloff como Bela Lugosi tienen en esta película papeles secundarios, pero cruciales para la resolución de la trama. Bela Lugosi interpreta al sirviente del médico y Karloff da vida al cochero del médico, encargado de robar los cadáveres del cementerio cuando cae la noche para el doctor a cambio de un dinerito extra. 

La película ni siquiera parece una producción de serie B por lo cuidados que están todos sus detalles y las grandes interpretaciones de todos los actores. Además, la historia es tan potente que te atrapada envolviéndote en esa atmósfera que huele a rancio y a podrido que es capaz de recrear esta película.

Aunque se puede intuir cierta moralina como trasfondo de la historia, esta casi se disfruta como otro ingrediente más de esta película, que, aunque decidí ver solamente por los nombres de Karloff y Lugosi, finalmente logró sorprenderme dándome mucho más de lo que me esperaba de una película de estas características. Copón de película para esta interesante obra, que, por cierto, podéis encontrar en youtube si pincháis aquí

1 comentario: