19 ago. 2012

Algo pasa con Mary

Hacía muchísimos años que no veía yo esta película, y es lo que tienen las vacaciones y las aburridas tardes de verano, que a veces el cuerpo te pide un mero entretenimiento que te asegure de antemano que vas a pasar un rato divertido, y Algo pasa con Mary es un buen ejemplo de comedia que no tiene más pretensiones que hacerte reír durante las casi dos horas que dura.

No sé por qué yo recordaba esta película como una comedia demasiado chorra y, por qué no decirlo, mala, con un par de gags salvables pero en general una película regulera y, al verla otra vez, he tenido que cambiar de opinión. Que no es que sea la comedia definitiva y que por supuesto hay cien películas mejores que esta, pero sin duda alguna también hay doscientas peores.

Está claro que Algo pasa con Mary entra en el subgénero de la comedia que a mí me gusta llamar "comedia chorra", cajón en el que meto a todas esas comedias que rozan el absurdo y el surrealismo. Algo pasa con Mary es la historia de ¿Mary? No, queridos amigos, es la historia de Ted, que era el típico loser del instituto americano que vivía enamorado, ya desde la tierna edad del descubrimiento de las pajas, de una preciosa rubia de ojos azules y cuerpazo que además de tener todos esos dones de Dios también era una chica amabiísima y estupenda. Vamos, lo que viene siendo la chica ideal.


Aunque Ted consigue tener una cita con Mary en el instituto, las cosas no salen según lo previsto y su amor no llega nunca a consumarse. Muchos años después Ted siente que todavía ama a Mary y cree que debe decírselo porque si no su vida no tendrá sentido, así que decide encontrarla de nuevo, y para ello, como es algo timidillo (tan típico) contrata, por recomendación de un amigo, a un tío raro raro raro para que espíe a la nueva Mary y le dé algunos datos sobre la vida que ella lleva ahora.

Han pasado ya muchos años desde el estreno de Algo pasa con Mary y lo mejor de todo es que esta película sigue siendo una comedia fresca y disfrutable. El buen humor nunca pasa de moda y eso es lo mejor que tiene esta película. Por algo se considera, aún hoy en día, a los hermanos Farrelly (directores y guionistas de esta película y de otras tan famosas como Amor Ciego, Yo, yo mismo e Irene o Dos tontos muy tontos) como un referente en la comedia chorra americana.

Mary es un personaje que enamora más allá de la pantalla de cine y su sonrisa es ya inolvidable, aunque todo el elenco de hombres que le hace la vida imposible tampoco se quedan atrás. Algo pasa con Mary realmente es una película especial, divertida, y con final feliz. ¿Qué más se puede pedir para una tarde de verano? Se queda con un ojete de monico por aquello de que aunque es totalmente pasable tampoco es que sea un peliculón (siempre desde mi punto de vista) pero creo que realmente merece la pena verla, a no ser que odies a muerte este tipo de humor.

2 comentarios:

  1. A mí me ha pasado un poco al revés, la primera vez que la vi en el cine me hizo mucha gracia, tal vez por el tiempo que hacía que no veía una peli de éstas en el cine, pero en siguientes visionados me ha hecho menos gracia y dejé de reírme. A lo mejor era la cuestión de la novedad, no sé. Tampoco creo que sea una mala peli, por lo menos dentro del género, pero guardaba un mejor recuerdo de ella. Tal vez es que no deja de ser una típica comedia romántica pero aderezada con chistes escatológicos, trompazos y humillaciones.

    ResponderEliminar
  2. Yo también la he visto hace poquito!! Ha aparecido el DVD en mi casa no sé cómo y la volví a ver. Es buena peli dentro de su género chorra, me río mucho con ella y creo que ese es su objetivo :D

    ResponderEliminar