22 ago. 2013

Chronicle

En su momento (en su momento del estreno) ya me interesó bastante esta película, pero claro, como me suele pasar muchas veces, entre que Chronicle no pasó con mucha gloria por los cines de Zamora y que yo no sacaba tiempo para ir a verla (la dura vida de la opositora) cuando quise pagar mis siete euros por ella ya la habían quitado de la cartelera. Y mira, casi que mejor, porque al final acabé viéndola un día de casualidad en la tele de EEUU, que en VO sabe más rica. (Cuidado, me estoy convirtiendo en otra odiadoradeldoblaje).

Si habéis visto la serie Misfits, entenderéis enseguida de qué va Chronicle. Si no habéis visto Misfits ni Chronicle, ya tenéis dos cosas que hacer. En Chronicle lo que pasa es que tres jovenzuelos un poco margis, así, en lo que al ambiente adolescente se refiere, se exponen a alguna movida muy rara, tipo radiactiva, en medio del bosque y van descubriendo que la mierda esa les ha dado, vamos a llamarlo, poderes. 

Ahora que estamos en pleno boom de las películas de superhéroes de todos los tipos, colores y tamaños y que parece que ya no se puede explotar más el género, se asoma Chronicle, casi pasando desapercibida, que es lo peor de todo esto, dándole un poquito de emoción y dramatismo a esto de tener poderes repentinos y ofreciendo algo más que el manido reventar de edificios y coches y venga explosión y venga fuego.


Más que una película de superhéroes, Chronicle tiene el puntito, o puntazo, de ser una película de adolescentes que no vuelve sino a contar otra vez lo difícil que puede resultar para algunos esta etapa de la vida, todo aderezado con un poquito de cosas modernas: que si la cámara que no deja de grabar, que si el superpoder que me hace molar a tope. 

Me parece un poco cursi este calificativo pero hay películas a las que les viene que ni pintado, y es que he leído por ahí, y en más de una ocasión, que esta es una película de superhéroes "inteligente", que no se conforma con entretener (ojo, que entretiene, que no te deja aburrirte ni un segundo) sino que va más allá, que profundiza, que intenta contar algo de verdad.

Sea como fuere la cosa es que la película sorprende, da más de lo que te esperas, tiene un guión magnífico que sostenta y equilibra el peso de una producción no millonaria que le da mil vueltas a todos los millones que valdrá hacer El capitán América. Ah, y los tres actores protagonistas molan cantidad, y nos meten de lleno en una historia de fracaso e impotencia, que no es más que el fracaso y la impotencia que sentirán miles de adolescentes día tras día. Recopetín de película para Chronicle, ahí es nada.  

2 comentarios:

  1. El cine en Zamora el año pasado no costaba 7€ (ni ahora tampoco), el doblaje en castellano mola más que el castellano mismo y Chronicle fue para mí la mejor película de 2012, sin haber visto Misfits aún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cuánto cuesta ahora el cine y/o cuánto costaba?

      Eliminar