29 jun. 2013

Rubber

De vez en cuando hay alguna película que llama mi atención (por encima de lo habitual, porque prácticamente cada semana se estrena una película que llama mi atención) y que, aunque haya oído de todo sobre ella, bueno o malo, tengo la necesidad de ver para crear mi propia opinión y sobre todo para disfrutar de la marcianada en cuestión.

La marcianada de esta ocasión ha sido Rubber, una película que va de una rueda de coche asesina. Pero sin llanta ni nada, solo lo que viene siendo el neumático. Se levanta, rueda, y te mata. ¿Cómo iba yo a dejar pasar una cosa como esta?

La verdad es que estoy pasando en una época de estar un poco hasta las narices de siempre lo mismo, siempre el mismo cine, siempre los mismos finales, siempre superhéroes, y encontrar cosas que se aprovechan del cine de una manera tan diferente ya, como mínimo, merece la pena. Luego la película te puede gustar o no, porque claro, que intente ser más original que el resto no quiere decir que necesariamente vaya a ser la película del año. Afortunadamente, en este caso, se ha juntado la originalidad con el buen entretenimiento y tengo que decir que Rubber me ha gustado bastante.


También es verdad que a mí todo el gore "de risa" me gusta bastante. Eso de ver reventar cabezas y amputar brazos me entretiene bastante, así que la peli partía con ventaja. Si no le pides más a Rubber que ochenta minutos de entretenimiento guarro (guarro por la sangre y vísceras, que lo de sexo con un neumático ya me parecería demasiado) vas a salir más que satisfecho, pero esta película tiene algo más.

A ese algo más algunos lo han denominado "moderneo", porque, esto es verdad, las películas gores han sido cutres de toda la vida de Dios, y esta es una película demasiado cuidada para el género, pero, en mi opinión, también va un poquito más allá del género, no solo es el gore sino el cine en sí mismo el tema principal de esta cinta, por lo tanto, el hecho de que sea un gore más limpio, se acepta perfectamente.

Aunque la película es presentada como un homenaje a la sinrazón, y es verdad que no hay que perder el tiempo aplicándole leyes de la lógica, a mí me parece más bien un homenaje al cine o al espectáculo del cine. Ni que fuera la primera vez que tras una pantalla vemos cosas que se escapan a nuestro entendimiento, o nos tenemos que tragar ciertas cosas en ciertas películas que nos encantan. 

Sin embargo me gustaría pensar que toda esta sociología del cine que ofrece la película y enturbia un poco lo que es el gore puro y duro no es más que parte de la mofa y la ironía de la misma, porque hija, ponerte a ver una película de vísceras para reflexionar sobre la vida, como que no. No obstante, copón de película para el neumático que al final te acaba cayendo bien y todo de lo salado que es. 

1 comentario:

  1. A mí me pareció muy divertida y me gustó bastante, aunque cuando la comenté en mi blog todavía no era muy conocida. Tengo ganas de ver la nueva película de Quentin Dupiex, Wrong.

    ResponderEliminar