6 jul. 2013

Glee en concierto

Lo reconozco, no me da vergüenza admitirlo: fui fan de Glee. Y digo fui porque llegó un punto en que tuve que dejar de serlo. A medida que la serie triunfaba y se hacía por fin con el público adolescente desatando entre ellos una nueva oleada de fanatismo absurdo por identificación loser yo me alejé de ella silbando y como quien no quiere la cosa, intentando que no me relacionasen.

Pero una a veces tiene sus cosas y sus noches de "no me des nada que me haga pensar", y haciendo zapping me encontré con esta película/documental/producto y decidí que realmente quería verla. ¿Qué había sido de Glee? ¿Cómo eran ahora sus adorables protagonistas? ¿Hasta qué punto la serie había impactado en la cultura americana? Nada mejor para contestar a estas preguntas que una peli que recoge la gira que hicieron los actores de Glee cuando por fin lo petaron.

Creo que es bastante bonito mostrarle a un adolescente reprimido que aprenda a aceptarse, a alegrarse de sentirse diferente, a quererse y a reírse de sí mismo y de todo lo demás. Pero chica, ¿hacia falta llegar a esto para conseguirlo?


Este concierto del reparto de Glee, que por cierto fue lanzado a los cines en 3D (aunque yo lo vi en la tele, en casa, como se han visto las películas de toda la vida) no sé si para ver los músculos de Puck o la entrepierna de Brittany de una manera mucho más realista, tiene como fin primero acercar a todos aquellos jóvenes que no pudieron asistir a los conciertos de la gira a sus personajes preferidos, pero ya de paso le mete un poco de "qué dura es la vida cuando se es adolescente" con experiencias personales de gente a la que Glee cambió su vida, y "gags" de los mongers de los actores en el backstage.

Supongo que para el fan de la serie esto será lo mejor de lo mejor, no tengo más que mirar atrás y recordarme a mí misma yendo al cine a ver la película de Operación Triunfo. Para los que dejamos de ser fans de Glee en el episodio de navidad de la segunda temporada exactamente, esto no es lo mejor de lo mejor, pero se deja tragar. Con un poquito de cerveza igual pasa mejor. Ojete de monico para los alumnos del McKenley, que ya deben de estar en la universidad y todo, ¿no?

2 comentarios:

  1. Yo también fui fan de Glee. En la primera temporada . Después la serie sólo ha ido cuesta abajo... No sé ni porqué la sigo viendo, si me pongo los capítulos de fondo y ni me molesto en leer los subtítulos para saber qué hablan. Eso sí, no he llegado a verme el concierto o el Glee Project ese de donde salió el irlandés XD

    ResponderEliminar
  2. Erika Delfina Roque Riscart9 de julio de 2013, 22:19

    yo era fan de glee hasta la desastrosa cuarta temporada

    ResponderEliminar