29 jun. 2013

Rubber

De vez en cuando hay alguna película que llama mi atención (por encima de lo habitual, porque prácticamente cada semana se estrena una película que llama mi atención) y que, aunque haya oído de todo sobre ella, bueno o malo, tengo la necesidad de ver para crear mi propia opinión y sobre todo para disfrutar de la marcianada en cuestión.

La marcianada de esta ocasión ha sido Rubber, una película que va de una rueda de coche asesina. Pero sin llanta ni nada, solo lo que viene siendo el neumático. Se levanta, rueda, y te mata. ¿Cómo iba yo a dejar pasar una cosa como esta?

La verdad es que estoy pasando en una época de estar un poco hasta las narices de siempre lo mismo, siempre el mismo cine, siempre los mismos finales, siempre superhéroes, y encontrar cosas que se aprovechan del cine de una manera tan diferente ya, como mínimo, merece la pena. Luego la película te puede gustar o no, porque claro, que intente ser más original que el resto no quiere decir que necesariamente vaya a ser la película del año. Afortunadamente, en este caso, se ha juntado la originalidad con el buen entretenimiento y tengo que decir que Rubber me ha gustado bastante.


También es verdad que a mí todo el gore "de risa" me gusta bastante. Eso de ver reventar cabezas y amputar brazos me entretiene bastante, así que la peli partía con ventaja. Si no le pides más a Rubber que ochenta minutos de entretenimiento guarro (guarro por la sangre y vísceras, que lo de sexo con un neumático ya me parecería demasiado) vas a salir más que satisfecho, pero esta película tiene algo más.

A ese algo más algunos lo han denominado "moderneo", porque, esto es verdad, las películas gores han sido cutres de toda la vida de Dios, y esta es una película demasiado cuidada para el género, pero, en mi opinión, también va un poquito más allá del género, no solo es el gore sino el cine en sí mismo el tema principal de esta cinta, por lo tanto, el hecho de que sea un gore más limpio, se acepta perfectamente.

Aunque la película es presentada como un homenaje a la sinrazón, y es verdad que no hay que perder el tiempo aplicándole leyes de la lógica, a mí me parece más bien un homenaje al cine o al espectáculo del cine. Ni que fuera la primera vez que tras una pantalla vemos cosas que se escapan a nuestro entendimiento, o nos tenemos que tragar ciertas cosas en ciertas películas que nos encantan. 

Sin embargo me gustaría pensar que toda esta sociología del cine que ofrece la película y enturbia un poco lo que es el gore puro y duro no es más que parte de la mofa y la ironía de la misma, porque hija, ponerte a ver una película de vísceras para reflexionar sobre la vida, como que no. No obstante, copón de película para el neumático que al final te acaba cayendo bien y todo de lo salado que es. 

5 jun. 2013

Las ventajas de ser un marginado

De vez en cuando hay películas que son muy guays y esta es una de ellas. Películas de estas que no te esperas y que te sorprenden, emocionan y te hacen muy feliz. Algunos a lo mejor pensáis que esta es la definición de una Amelié, pero os equivocáis, es la definición de Las ventajas de ser un marginado.

Si os tengo que ser totalmente sincera, aunque en un primer momento tenía ganas de ver esta película porque me atraía su reparto (todavía flipo con la actuación de Ezra Miller en Tenemos que hablar de Kevin), se me pasaron las ganas sin saber muy bien por qué, pensando (equivocadamente) que sería una película de estas tontas que se hacen sobre adolescentes, amor y esas cosas.

Pero joder, ¿cuántas veces os he dicho ya que me encantan las películas de adolescentes? ¿por qué no le iba a dar una oportunidad a esta? A veces pasan estas cosas en la vida de que te gusta algo pero al mismo tiempo te produce rechazo, y tiene que venir tu best friend forever a decirte "por favor tienes que verla", y al final la ves y te alegras muchísimo de haberla visto porque has disfrutado de un peliculón como es este.

Dejemos de hablar de mí, que hemos venido a hablar de esta película. Las ventajas de ser un marginado es una película sobre un joven que empieza su etapa del instituto y está algo acojonado porque él es consciente de que es un tío raro, además de que ha tenido un pasado chungo que le tiene algo desequilibrado. 


No obstante, el chico tiene talento para lo que viene siendo la escritura, así que se dedica a dejar por escrito sus impresiones sobre lo que le va aconteciendo en su día a día. Así, desde su punto de vista, conocemos lo que es para él el significado del amor, de la amistad, sus recuerdos más perturbadores, sus preocupaciones, sus problemas y sus deseos. 

He de decir que me asustaba un poco la idea de que el mismo escritor de la novela fuera el director y el guionista de la película, porque es una fórmula que no siempre sale bien. También tengo que decir que no he leído el libro, así que no puedo valorar la película como adaptación, pero casi mejor, porque una novela es una cosa y el cine es otra. 

Como película tengo hay que valorar que da mucho más de lo que te esperas, que es emocionante y trágica a la vez, un poco como la adolescencia, y que te hace pasar un rato inolvidable (aderezado con una banda sonora a la altura). Copón de película para una cinta inolvidable. 

4 jun. 2013

La raíz de todos los males

El tema de la religión no pasa de moda. ¡Cuántos años llevará el ser humano dándole vueltas a si existe un Dios, o más de uno, cómo se llama, cómo levantó todo esto, y qué tal cuida de todos nosotros! A mí es un tema que siempre me ha llamado bastante la atención, durante toda mi vida y de diferentes formas, y me gusta leer novelas o ensayos y ver películas y documentales cuyo principal tema sea cómo afecta al ser humano la religión, sea cual sea.

Por eso cuando me enteré de que un documental como este existía, no me lo pensé ni un momento y quise localizarlo enseguida para verlo. La raíz de todos los males es un documental dividido en dos capítulos de cuarenta y cinco minutos cada uno en el que un señor, que es Richard Dawkins, ataca, por qué no decirlo, porque realmente ataca, a la religión defendiendo que es algo que está dividiendo a las personas y poniéndole barreras morales. 


Así, en este documental podemos ver encuentros de este señor, que al parecer en Gran Bretaña es famoso, con fanáticos de varias religiones que adoctrinan a otros o tienen unas ideas demasiado descabelladas. Sobre todo se centra en las grandes religiones: cristianismo, judaísmo e islamismo, visitando y teniendo unas conversaciones un tanto incómodas con pastores, judíos ortodoxos e islamistas extremos.

Está claro que el documental está ideológicamente posicionado y todas las escenas te quieren llevar a que le des la razón a Dawkins, que se declara ateo, pero yo creo que, aun siendo creyente, no hay que taparse los ojos ante ciertas situaciones. Hoy en día la religión ejerce un gran poder no solo a nivel individual, sobre cada una de las personas que profesan una religión, sino de una manera mucho más amplia, y eso, en mi opinión, no es asusto suyo.

Sea como sea, yo creo que, si te interesan estos temas, es un docuemental que merece la pena, además de que también merece la pena conocer a una persona como Richard Dawkins, que aunque para mí en ciertos momentos es excesivo... bueno, supongo que tiene que serlo. Sobra decir que el señor tiene cojones, también, porque yo no le replicaba a un musulmán de esos de "quiero matar a la gente de tu país". Copón de documental para otra obra que ataca a Dios y arderá en el infierno.