31 ene. 2013

Bienvenidos a la casa de muñecas

Tengo una lista de películas de quiero ver bastante amplia. Muchas de esas películas las he incluido yo, pero otras son recomendaciones que me han hecho personas de las que me fío en esto del cine. De vez en cuando reviso esa lista y a veces incluso termino viendo algunos de los títulos que allí tengo guardados. Eso me pasó con Bienvenidos a la casa de muñecas. No tenía ni idea de cómo había llegado este título a mi lista, y ese no saber qué haces tú aquí me llevó a querer verla. E hice bien.

Bienvenidos a la casa de muñecas es una peli rara rara rara rara y no muy conocida.  Por eso no sé cómo llegó a mi lista. Cuenta la historia de Dawn, una niña estadounidense que ya va al insti, con todo lo que ello conlleva, pero que no está muy a gusto por aquello de que es bastante fea. No obstante, desaliños físicos a parte, la niña tiene bastante coraje como para saber enfrentarse a los nuevos problemas de la primera adolescencia.

Esta película es una comedia negra en la que al espectador se le permite entrar en la cabecita de esta niña y disfrutar de todas sus ideas alocadas. Podrían parecer que estas ideas que se pasan por su mente pueden ser las que tendría cualquier adolescente: enamorarse, matar a tu hermana pequeña, huir lejos de tu casa porque no soportas a tu familia... pero cuando comprendes la vida que está llevando la pobre Dawn a ti también te gustaría que sus deseos se hicieran realidad.


De todas formas, aunque el tono general de la película es la comedia, lo bonito de todo esto son las pinceladas de drama que decoran la película y que la hacen mucho más especial. Esta es una de esas películas que sabe mezclar distintos géneros sin que resulte un cóctel intragable, más bien este ha resultado ser uno muy apetecible. Podríamos decir que esta simplemente es una película sobre lo difícil que puede llegar a ser la infancia, y también lo injusta que resulta a veces, sobre los sentimientos de los niños, que muchas veces no tenemos en cuenta.

Humor negro no apto para todos los públicos por meter bastante el dedo en la llaga, pero para el que lo aguante, esta es una película que merece la pena ver por lo especial que es, digamos que como su protagonista: fea y desagradable, pero al fin y al cabo, con corazón. Copón de película para ella.

29 ene. 2013

Exit Through the Gift Shop

Lo bueno de la tele americana es que con tantos canales siempre hay alguna peli buena empezando, y hace unos días, haciendo zapping en una aburrida mañana de invierno, me encontré con este documental que llevaba tiempo queriendo ver pero que nunca había tenido oportunidad. La oportunidad se me presentó y no dudé en aprovecharla.

Exit through the gift shop es un documental firmado por Bansky, uno de los artistas contemporáneos más famosos pero cuya identidad desconocemos. En este documental se cuenta la historia de un hombre francés afincado en Los Ángeles cuyo hobbie es grabar y grabar y grabar. Lo graba todo, toda su vida, todo lo que se mueve a su alrededor. Se podría decir que la cámara es su tercer ojete. Este señor, grabando, grabando, se va metiendo en el mundo del graffiti pero no como practicante, sino como "captador" del momento en el que la pieza se realiza. El hombre le va cogiendo gustillo a eso de grabar a graffiteros en plena acción y así acaba dando con Bansky.


Lo mejor que puede hacer uno al ver un documental como este es olvidarse de todo lo que se ha oído o leído sobre él, sentarse y disfrutar. Y de verdad que es una película que se disfruta. El arte siempre ha sido uno de mis temas favoritos, y por eso estaba tan interesada en ver este documental, pero creo que aún no estando interesado en absoluto por las nuevas corrientes artísticas o el mundo del graffiti, se puede pasar un buen rato igualmente viéndolo, pues es una historia que consigue despertar la curiosidad de cualquiera.

Si por algo se caracterizan las obras de Bansky es por ser provocadoras e invitar a la reflexión a todo aquel que se las encuentra. Sin duda alguna este documental nos puede hacer reflexionar en muchas maneras y es muy interesante que cada uno pueda sacar sus propias conclusiones.

No quiero hablar más sobre el documental ni ofrecer mis puntos de vista públicamente porque seguramente serán muchos los que aún no lo han visto. Solo quiero utilizar esta crítica para que os animéis a darle una oportunidad. Por supuesto, se lleva el copón de documental.Y si una vez visto queréis comentar vuestras conclusiones conmigo, nada más me gusta en el mundo que hablar de cine.

25 ene. 2013

Project X

Tenía bastante curiosidad por ver esta película, aunque no podría deciros por qué. Un poco por aquello de la técnica de "cámara en mano" que le da más realismo a las historias, un poco por aquello de jóvenes desmadrados, un poco también por las opiniones tan divididas que leía, ya que mientras la mayoría decía que era una película muy pasable o incluso mala, algunos habían visto en ella una gran película sobre el mundo adolescente.

A mí, que el mundo adolescente me encanta, aquellos que decían que esta era una película interesante me consiguieron convencer y así, finalmente, le dediqué una noche de mi vida. La película va sobre tres estudiantes que están preparando la fiesta de cumpleaños de la historia. El protagonista y cumpleañero tiene la casa para él solo durante el fin de semana de su cumpleaños y sus amigos deciden promocionar su fiesta por todos los medios posibles para asegurarse de que tendrán invitados suficientes como para que esa sea una fiesta memorable. La película sería básicamente el vídeo que estos amigos graban de la fiesta: la preparación, la fiesta en sí, y el horrible día después.

Mientras que la mayoría de la gente que ha visto, o más bien, escrito, sobre esta película la consideran, hablando mal y pronto, una mierda, a mí me ha parecido una película muy interesante ya que muestra el cambio tan grande de generación que se ha producido entre la mía, por ejemplo, (cosecha del 86) y la de los jovencitos que ahora tienen dieciocho o veinte años. Mientras que la base sigue siendo la misma: todo el mundo quiere ser popular en el insti y ser un tío molón durante su adolescencia, las formas y los medios de comunicación han cambiado por completo, y un uso inconsciente de estos medios puede hacer... estallar tu vida.


Todo cada vez cambia más deprisa y esta película lo demuestra en tan solo ochenta minutos. Ochenta minutos bastante moviditos que además te convierten a ti en padre pensando cada vez más fuerte: madre mía... madre mía!!!!... MADRE MÍAAAA!!!! por estar viendo todo lo que estás viendo.

Lo mejor de todo es que la película es tan realista, ya no solo en su manera de haber sido filmada sino porque de alguna manera está "basada en hechos reales" ya que algo parecido sucedió no hace tanto tiempo, que te la crees, o al menos yo me la creí, por completo, y la sucesión de acontecimientos me iba pareciendo de lo más lógica posible. ¿Es posible que un buen chico, sin malas intenciones, pueda destrozar su vida y la de ciertas personas a su alrededor? Sí amigos, es posible, y este es el tema de Project X. ¿Y es posible que después de haber destrozado su vida y la de ciertas personas a su alrededor pueda vivir como si nada? Sí, es posible, y este es el tema de Project X.

Esta película sí que es un Carpe Diem con las letras bien grandes. Es el espíritu de la juventud, el que todos tuvimos alguna vez de no tenerle miedo a nada y solo querer disfrutar la vida a tope. Por eso me ha parecido una película muy digna y por eso le he dado el copón de película.

23 ene. 2013

25 películas que no son un ojete

Después de que yo os diera una lista con las películas que siempre recomiendo, que yo os diera una lista con mis películas favoritas, creo que llega el momento de escuchar a mis lectores. ¿Cuáles son las películas que os gustan a vosotros, o las películas que siempre recomendáis? 

Había pensando en crear un enlace en la columnita de la derecha del blog a mis listas de películas, pero me parece demasiado egoísta, y por eso he pensando en hacer este pequeño experimento. Cualquiera que quiera ver mis opiniones o preferencias sobre cine lo tiene bastante fácil si sabe moverse por este blog, pero creo que sería más interesante poder acceder a una opinión más elaborada. Elaborada, dicho sea de paso, por todos vosotros.

Así que os propongo lo siguiente: desde hoy y hasta el día 1 de febrero estaré encantada de recoger vuestras listas con vuestras películas favoritas. Podéis dejar esa lista o bien en los comentarios de esta entrada (no me valen los comentarios anónimos esta vez) o mandando un email a perradesatantryagain@yahoo.es


La lista deberá de constar de diez títulos y los cortometrajes y mediometrajes quedarán excluidos. Por ahora vamos a elaborar la lista de los 25 largometrajes favoritos de los lectores de OjeteFilms. Eso sí, en cuanto al género ya no hay reglas, por supuesto. Me vale cualquier tipo de largometraje incluidos los documentales. 

Como siempre hay películas que gustan más que otras, por mucho que todas sean nuestras favoritas, el método de voto será el siguiente: elegiremos primero cinco películas a las que votamos con 2 puntos a cada una, y luego otras cinco películas a las que votamos con 1 punto a cada una. Predicaré con el ejemplo para que todos lo entendáis:

Esta es mi lista de películas favoritas:
2 puntos para: 

  • Big Fish
  • Hedwig and the angry inch
  • Todo sobre mi madre
  • Belle Epoque
  • El Apartamento
1 punto para:
  • The Rocky Horror Picture Show
  • Tesis
  • La Vida de Brian
  • Amanece que no es poco
  • Wall-E
Admito vuestras votaciones hasta el día 1 de febrero a las 15:00 de la tarde. Esa misma tarde, alrededor de las 16:00 daré a conocer los resultados y elaboraré la lista definitiva de las 25 películas que no son un ojete elegidas por los lectores de OjeteFilms. 

22 ene. 2013

Monstruos S.A.

Aunque me había propuesto pasar la noche de Nochevieja viendo una película antes de las doce de la noche y otra después, la verdad es que pasadas las doce ya tenía bastante sueño (y el puntillo que te da una cerveza tras otra) como para aguantar una película, así que me fui a dormir incumpliendo mi primer propósito de Año Nuevo. Eso sí, la suerte se puso de mi lado al día siguiente cuando mi familia americana me invitó a ir con ellos al cine la mañana de Año Nuevo a ver Monstruos S.A., película que, aunque fue estrenada hace un montón de años, ha vuelto a ser reestrenada en 3D por Navidad.

Cuando estrenaron Monsutros S.A. la primera vez yo no fui a verla al cine porque no me llamaba la atención. Me pilló en esos años adolescentes en los que ya había dejado de ver películas de niños para ver películas de las Spice Girls y de Josh Hartnett y tuvieron que pasar unos cuantos años para que al final, un día, la viera, y me diera cuenta de lo buena película es. Y no solo buena película. Es que, como le pasa a la mayoría de películas de Disney Pixar, son películas que se pueden disfrutar con cualquier edad.

Monstruos S.A. es una compañía eléctrica que abastece de energía a toda la comunidad de monstruos del mundo. Sí, resulta que en algún lugar viven los monstruos que salían de nuestros armarios cuando éramos pequeños y la mayoría de ellos trabajan en esta gran compañía, que es capaz de transformar los gritos de los pequeños humanos asustados en energía para su comunidad. Está claro que como ejemplo de energía renovable y ecológica es bastante bueno.


En esta central trabajan Mike y Sulley, una pareja de amigos que además son de lo más famoso en la fábrica pues Sulley es algo así como un genio en el arte de asustar niños, aunque su fama comienza a verse eclipsada por la de otro empleado que está consiguiendo tan buenos resultados como él... con otros medios. La cosa es que este bichejo que quiere convertirse en el mejor desencadena una serie de hechos que llevan a que una niña pequeña y muy mona se cuele por la central alterando la vida de los monstruos porque... resulta que los niños, en este mundo monstruoso, ¡¡¡son tóxicos!!!

Imaginación, la película, derrocha para rato, porque para montarse todo este mundo tan aparentemente sencillo pero tan complejo en el fondo hace falta muchas horas de darle a la cabeza. Y lo mejor de esta historia es que se sostiene perfectamente y te envuelve desde el primer momento gracias al carisma de sus personajes.

Los monstruos que tanto temimos de pequeños resultan ahora ser de lo más graciosos y molones, y verlos sufrir por la presencia de una pequeñita muy salada puede llegar a resultar de lo más divertido. El ritmo ágil de la película que se precipita al final, aderezado con varias sorpresas que cambian el transcurso de la historia por completo hacen de esta una película para sentarse y disfrutar, y si se es un poco más sensiblero, para enamorarse de todos sus personajes.

Copón de película, por supuesto, para ella. Disney Pixar ya es sinónimo de calidad, ya no solo en el nivel de sus magníficas historias, sino en la parte técnica. Si por algo destaca, creo yo, Monstruos S.A. es por su sobresaliente animación.

20 ene. 2013

Super

Con mi traslado a EEUU mi vida cotidiana ha cambiado mucho más de lo que podía imaginarme, tanto, que este ha sido el primer año que he pasado la Nochevieja en casa. Aprovechando que mis obligaciones para con mi trabajo me obligaban a estar despierta en una noche como esta decidí aprovecharme de la situación y  hacer algo que, por aquello de las cenas en familia y las posteriores fiestas, nunca había hecho: ver la última película de un año y la primera de otro.

La película elegida como última película del 2012 fue Super, una película que, como su nombre, más o menos, indica, va sobre un superhéroe. ¡Qué de moda están los superhéroes últimamente! No solo tenemos que aguantar un montón de pelis al año sobre superhéroes de verdad de los de toda la vida, rollo Spiderman, Batman y demás familia, sino que encima nos cuelan también alguna peliculilla de superhéroes más de tercera, o de señores frikis que quieren ser superhéroes y se fabrican su propio disfraz.

Super estaría incluida en esta última categoría, la de señores frikis que deciden convertirse en un superhéroe e impartir justicia a su manera y se fabrican su propio disfraz. El tema está bien, pero lo que de verdad me llevó a ver esta película fue el actor que la protagonizaba, actor de una de mis series favoritas, The Office, que ya ha demostrado con creces que sabe interpretar a un tío superloco.


Rainn Wilson, que es famoso por su papel de Dwight en The Office, es el protagonista de Super. Aquí da vida a un señor bastante normal pero bastante feliz cuya vida más o menos perfecta se ve truncada cuando su mujer le abandona. Este hecho rompe por completo su cordura y le lleva a una depresión de caballo de la que parece que va saliendo gracias a los comics que compra en una tienda cuya dependienta es otra friki de manual, interpretada por Ellen Page, la chica de Juno.

La cosa es que a este señor se le va la pinza hasta el punto de que ve como lo más fácil y lógico del mundo convertirse en un superhéroe local y luchar contra el mal en su ciudad. Como pasa siempre en estas películas, su cara (cubierta por su máscara de superhéroe) se va haciendo cada vez más conocida hasta convertirse en una especie de famosillo.

La originalidad de esta historia respecto a otras que se le parecen mucho es que este superhéroe tiene unos ideales, entre comillas, buenos, pero unas maneras muy muy malas. Quizás muy realistas, también. La cosa es que lo de ser superhéroe se le va bastante de las manos y aunque acaba aceptando la ayuda de una "acompañante" o sidekick, la tía está muchísimo más loca que él y que hace que la película se convierta en algo totalmente salido de madre, aunque bastante divertido al mismo tiempo.

Eso sí, Super no deja de tener un trasfondo dramático que da sentido a la historia y que hace que aceptemos todas esas locuras y carnicerías que vamos a ir presenciando en compañía de estos dos alocados superhéroes con bastante normalidad. Porque si algo tiene Super es que te propone un juego, un tono, en el que tienes que entrar. Si te quedas fuera, estás perdido.

Por fortuna para mí yo entré bastante bien en el juego de la película y la soporté divinamente, aunque en algunos momentos noté que esta no es la típica película, tanto para bien, como para mal, lo cual puede volverse en su contra si el espectador es demasiado sensible. Para mí, es una película entretenida, original, y bastante decente, aunque tengo que reconocer que a veces la película pierde algo de ritmo o resulta demasiado extraña. No obstante, merece la pena verla solo por la interpretación de Ellen Page, y eso que a mí Ellen Page me cae cada vez más regulero. Copón de película flojito para Super, pero copón al fin y al cabo.

17 ene. 2013

Django Desencadenado

Aunque vi esta película hace ya bastante tiempo (el día de Navidad, concretamente, día de su estreno en EEUU) os prometí que no hablaría de ella hasta que la fecha de estreno en España estuviera próxima para no poneros los dientes demasiados largos.

Pues bien, Django ya está a punto de estrenarse, aunque ya sé que sois muchos los que no habéis podido esperar a su estreno para verla y habéis hecho cosas ilegales. Yo no estoy aquí para juzgaros, sino para hablaros de esta maravilla, que ha sido, para mí, la mejor película del 2012.

Otra cosa no, pero esperadísima, esta película, ha sido. Después del cambio de tercio que dio el cine de Tarantino con Malditos Bastardos una no sabía qué esperarse de su nueva película. Ahora que a Tarantino le ha dado por las venganzas históricas, pensábamos que ya no podíamos ver nada mejor que un grupo de estadounidenses locos matando a Hitler, pero no, Tarantino quiso demostrar que podía volver a hacerlo y yo diría que lo ha conseguido, pues aunque puede que Django Desencadenado no sea mejor que Malditos Bastardos, peor sí que no es.

El protagonista de esta película es Django, un nombre que ya nos suena a western por ser el título de una vieja película muy admirada por Tarantino. Lo raro es que este western está protagonizado por un negro. Un negro que monta a caballo, así, como las personas normales.

Django es un esclavo negro, pues estamos en los años en los que la esclavitud era lo más normal del mundo en Estados Unidos, que es liberado por el cazarrecompensas King Schultz para que le ayude a matar a unos señores muy malos, pues al parecer el tal Django conoce sus caras pero Schultz no. Así comienza una película que es toda una aventura a través de América, de la historia del cine, y sobre todo a través del corazón de Django, pues conociéndole a él vamos conociendo que lo que realmente mueve a esta persona no es otra cosa que el amor. Precioso todo.


Lo mejor de la película ha sido verla en un cine en América. La película enseguida nos contagió a todo el público de su espíritu gamberro y daba gustico ver a la gente gritarle cosas a la pantalla, animar en las peleas, aplaudir las victorias y volverse loca cuando había que volverse loca, en uno de sus grandes momentos casi al final de la película.

La verdad es que Django Desencadenado es una gozada. Te lo pasas tan bien viéndola que las casi tres horas que dura se te pasan volando. Se lleva mucho mejor que Malditos Bastardos en cuando a que tiene un ritmo mucho más ágil, pero yo sigo prefiriendo la de Hitler ametralleado. Eso sí, no dejo de reconocer que Django es un peliculón peliculón.

Para empezar, el guión es magnífico, pero eso es algo que se le presupone a cualquier película de Tarantino. La dirección es más que elegante, por mucho que se le eche en cara a Tarantino que copia la mitad de los planos. Fotografía y banda sonora siempre cuidadísimas y perfectas. Y los actores... ¡¡los actores!! De nuevo Christoph Waltz vuelve a brillar bajo la dirección de Quentin. Aunque a muchos les ha encantando su interpretación (de hecho ya ha recibido un Globo de Oro por ella) yo, si tengo que elegir solamente una, me quedo con la de Samuel L. Jackson, primero porque Waltz, para mí, hace exactamente el mismo papel que hacía en Malditos Bastardos, y segundo porque Samuel está increíiiiiible haciendo de nigger. Increíble.

A veces desternillante, a veces muy desagradable, pero siempre brillante, Django Desencadenado es ya una joyita imprescindible del cine contemporáneo. Recopetín de película para ella. Estoy deseando volver a verla porque, como la vi en el cine, en versión original y sin subtítulos, he de reconocer que en algún que otro diálogo me perdí un poquito.

16 ene. 2013

365 days. 365 films.

Acabo de ver que se ha propuesto de manera universal el reto 365 days. 365 films. Yo, conociéndome, voy  a ser incapaz de cumplir con un propósito como este. Y es, más que nada, porque tengo épocas en las que el cuerpo me pide muchísimo cine, y en dos semanas me veo veinte películas, pero luego me vienen épocas de no me apetece ver ni una sola y me paso quince días a cero.

El cine siempre ha sido para mí un hobbie, y nunca me he querido forzar a hacer o ver nada (aunque a veces me he obligado a ver una película y ha sido maravilloso). Una de mis bloggeras favoritas sí ha aceptado este reto y ha creado un tumblr para compartir con el resto de los cinéfilos sus opiniones sobre las películas que va viendo. Pinchad aquí para acceder a ese tumblr.

Yo, que soy de picarme mucho con este tipo de retos y he estado a punto de aceptarlo para mí misma, me voy a proponer otro. Si de algo me vengo quejando en los dos últimos años es de lo poco que voy al cine. Creo que durante el 2012 fui unas quince o veinte veces como máximo. Para mucha gente esta podrá parecerle una cifra muy buena, pero para mí es escasísima.

Por esta razón he querido crear mi propio reto: 365 days. 36 visitas al cine. Yo creo que 36 es un número bastante aceptable, aunque aún así puede resultarme difícil conseguirlo. Por ahora, a 16 de Enero de 2013, ya he ido dos veces. ¡Así que solo me quedan 34!

15 ene. 2013

Lo mejor que he visto en la vida

Aprovechando que estamos en época de listas y recomendaciones aquí por este, vuestro blog, creo que es necesario publicar también una lista de las mejores películas que yo he visto en mi vida. Que no se me acuse de copiar con el título de esta entrada, yo soy como Tarantino, no como Amenábar, así que no copiaba, estaba homenajeando un videoblog de cine que os recomiendo.

Mientras que hace unos días os proponía una lista con las películas que yo siempre recomiendo, no quiero que os llevéis a equivocaciones y penséis que esas son mis favoritas. Una cosa es lo que me gusta a mí particular y personalmente y otra cosa lo que creo que podría gustar casi a cualquiera. Por eso, mientras que aquí os daba una serie de títulos que os podrían gustar, aquí os daré la lista de mis películas favoritas.

He intentando ordenarlas de más favoritas a menos, pero mira, ha sido imposible, mucho empate, así que no voy a hacer rankings. Me gusta tanto la primera como la última. Aclarado esto, estas son, queridos lectores, las películas favoritas de la creadora de este blog:

Across The Universe: el musical de los Beatles. Julie Taylor dirige esta película musical sobre un grupo de jóvenes y el rumbo que toman sus vidas, bien sea por decisiones propias, bien por cosas del destino. Una historia bonita que se convierte en increíble con la música de mi grupo favorito maravillosamente versionada.

Big Fish: de esta siempre digo que es mi película favorita porque creo que es la mejor historia que he "oído" en mi vida. Peliculón de Tim Burton, uno de mis directores favoritos también, que esta vez nos cuenta otro cuento sobre la imaginación, la magia, la ilusión, y la vida.

Hedwig and the Angry Inch: si la recomiendo, claramente, es porque me gusta. Esta película es más que una película para mí, hasta el punto que ¡me la tatué! Una película preciosa sobre el amor, el desamor y las ganas de ser una misma.

Todo sobre mi madre: Almodóvar es otro de mis directores favoritos, y de su extensa filmografía yo me quedo con este título porque me parece su verdadero punto de inflexión y la cumbre de su carrera. Esta es la historia de una madre y todos los hombres de su vida, una historia que consigue tanto encogerte el alma como hacerte reír a carcajadas.

Belle Epoque: Esta película ostenta el título de mi película española favorita, y eso que me resistí durante muuchos años a verla, pero cuando la vi, me quedé tan impresionada con lo que había visto que no pude por menos de otorgarle tal distinción. La película fue escrita por Rafael Azcona, mi guionista español favorito, y ganó un Oscar ni más ni menos. Nunca podríamos pensar que una película con Miriam Diaz Aroca pudiera ser buena, pero con diálogos de Azcona hasta una ballena barbada podría hacernos reír.

La Vida de Brian: LA COMEDIA. Los que me conocéis bien sabréis que me encanta el humor religioso. Esta película te hace dar gracias a Dios de haber aguantado su Iglesia hasta nuestros días (o hasta los años 70) para que esta película pudiera haberse hecho. ¡Un no parar de reír y un no cansarse nunca de verla!

Primos: Mi más reciente adquisición. Todas las películas que aparecen en esta lista son más o menos títulos antiguos, porque son películas que se han ido convirtiendo en mis favoritas con el paso del tiempo y con numerosos visionados. Sin embargo Primos, al igual que Belle Epoque, me tocó el corazón desde el primer momento que la vi y todavía no ha salido de él, así que mientras siga en mi corazón, seguirá siendo una de mis películas favoritas.

El silencio de los Corderos: Esta sí que es una de esas películas que han entrado en mi corazón a base de verla tropecientas veces. Aunque la conozco desde que era muy joven, ha sido con los años cuando he sabido apreciar la calidad de esta película, además de que, para mí, Hannibal es uno de los mejores personajes de siempre, y aquí, sin necesidad de ser el protagonista, se come la película.

Amanece que no es poco: La primera vez que vi esta película, no es que no me gustase, pero no me dijo nada. Era demasiado joven para poder entender lo jodidamente buena que es esta comedia española de otro director de los grandes, José Luis Cuerda. Simplemente increíble y perfecta. No tiene un momento malo.

Granujas a todo ritmo (The Blues Brothers): este es uno de los musicales que más veces he visto en mi vida. Cuando era pequeña mi padre me lo ponía y aunque no entendía la película me encantaban las canciones. Ahora me encantan las canciones y encima he logrado entender esta tronchante historia de una pareja de hermanos que pretende reunir a una banda para salvar el orfanato en el que se criaron.

The Rocky Horror Picture Show: mi marcianada favorita. Una famosa película de culto que a mí se me agarró al corazón desde el primer momento en que la vi. Además, gracias a esta película he disfrutado de unas experiencias inolvidables, ¡y lo que me queda por disfrutarla!

El Exorcista: esta es mi película de terror favorita. Puede que haya otras mejores pero esta ha sido la que más me ha marcado, además de que pienso que es una obra maestra que, muchos años después, sigue siendo de lo más escalofriante.

El Apartamento: no me gustan las comedias románticas a excepción de cuando son buenísimas, y esta es la mejor. Protagonizada por uno de mis actores favoritos y escrita y dirigida por el mejor escritor y director de cine, todo ha ido encajando para que esta película se haya convertido en una película importantísima para mí, con la que me he sentido identificada muchísimas veces.

Con faldas y a lo loco: protagonizada por uno de mis actores favoritos y escrita y dirigida por el mejor escritor y director de cine, esta es una comedia, y es de amor, pero no es lo mismo que la anterior. Esta es para reír y pasar un buen rato, y encima tiene a Marilyn Monroe.

Alicia en el País de las maravillas: mi clásico Disney favorito. Esta historia se ha convertido para mí en algo así como una obsesión. Las novelas, las adaptaciones cinematográficas... ¡todo! La versión de Disney de dibujos animados me parece la versión más acertada de las novelas de Carroll y me lo paso pipa cada vez que la veo. Genialidad pura.

Malditos Bastardos: aunque la primera vez que la vi pensé que ni fú ni fá, he tenido que dejar que pasara cierto tiempo para volver a ella y darme cuenta de lo obra maestra que es. Para mí, lo mejor de Tarantino. Una maravilla, escena por escena, una película con clase y con momentos y personajes ya inolvidables.

Wall-E: mi clasico Disney-Pixar favorito. Una increíble y preciosa historia de amor futurista entre dos robots que son capaces de sentir entre seres humanos que ya no sienten. Cine, cine. Cine de verdad adornado como película para niños.

Tesis: Durante muchos años fue mi película favorita porque cuando era adolescente creía que ese era el tipo de cine que yo quería hacer. Ahora que ya he crecido mis ideas han cambiado, pero Tesis sigue siendo una buena película de terror. Nunca ha dejado de ponerme los pelitos de punta.

Pulp Fiction: esta película ha sido la única, hasta hoy, que he sido capaz de verme dos veces seguidas. La primera vez que la vi me impactó tanto y superó tantísimo mis expectativas que tuve que volver a darle al play y volver a verla porque no era capaz de creerme lo que estaba viendo. Una película para disfrutar y dar brincos en el sofá.

Pesadilla Antes de Navidad: hay películas que han entrado a mi lista de películas favoritas por ser buenísimas películas y otras, aunque también lo son, porque han ido más allá y se han convertido en una parte de mi vida. Este es el caso de Pesadilla Antes de Navidad, película que vi por primera vez siendo bastante pequeña y que me ha acompañado a lo largo de mi vida descubriéndola de nuevo en cada etapa. Además de todo esto, la banda sonora mola mogollón.

Drácula (la de Francis Ford Coppola): Drácula es una de mis novelas favoritas, y aunque disfruto con prácticamente cualquier adaptación, esta es mi favorita por ser la más romántica y la más artística. Que Gary Oldman interprete a Drácula también tiene mucho que ver, por supuesto. Es una adaptación muy personal pero muy acertada, según mi opinión.

Terminator 2: una de las imprescindibles de mi vida. Mientras que cuando la veía de pequeña simplemente me resultaba divertida, con los años he aprendido a ver en ella la gran obra maestra del cine de acción que es. Qué bien está Chuachenager y qué bien está todo. Qué efectos especiales y qué emociones. Siempre lloro con Terminator 2.

13 ene. 2013

Dr. Horrible's Sing-Along Blog

Hacía ya años que me habían hablado de este... este... proyecto, pero no sé por qué mi pequeña cabeza pensaba que este... proyecto tenía algo que ver con la serie Buffy Cazavampiros, en cuanto a la trama, quiero decir, y como un día me dio por empezar dicha serie, para abandonarla después, no había querido ver este... proyecto hasta que el otro día di por casualidad con él navegando por las redes y dije: "bueno, ¿por qué no?"

Este... proyecto se supone que es una especie de miniserie, de tres capítulos, de quince minutos cada capítulo, lo cual quiere decir que te lo ves en un pis pás y eso está muy bien. Y es un musical, otra cosa que os digo, y que ya sabéis que me encanta. Es como si fuera así una operilla en tres actos, y como buena operilla, gira en torno a una historia de amor.


El Dr. Horrible, interpretado por un actor que os encanta, que a mí me parece muy bueno pero por lo que sea le tengo una manía terrible, que es Neil Patrick Harris, es un supervillano que tiene un videoblog en el que cuenta sus mierdas. Él quiere ser supermalvado para entrar en una liga de gente supermala que ya no me acuerdo del nombre pero que tiene telita también, pero a la vez está enamorado de una joven vecina del barrio que es muy mona. Qué mala suerte que un superhéroe se interponga en su camino a conquistar a la chica mona, así que al final el supervillano y el superhéroe tendrán que enfrentarse por el amor de la joven.

Lo mejor de esta miniserie, actores aparte, son los temazos. Los números musicales son maravillosos y encajan a la perfección con el nivel de absurdo de la historia. Aunque lo que de verdad es de valorar aquí es la originalidad de la historia y la brillantez con la que se ha llevado a cabo.

La podéis encontrar en youtube así que no tenéis excusa para no verla si he conseguido que os pique la curiosidad. Por mi parte se lleva el copón de serie. Ah, y antes de que me contéis vosotros vuestra vida os cuento yo la mía: al parecer creía que esto era una especie de capítulo extra de Buffy porque, primero, la serie y esta miniserie están hechas por el mismo director y, segundo, Buffy también debe de tener un capítulo musical.

10 ene. 2013

Y los nominados a la fiesta del cine mundial son

Hace un par de días comentábamos las nominaciones a los Goya españoles pero hoy ya se nos han olvidado a todos. Hoy el guapísimo Seth MacFarlane y la delgadísima Emma Stone nos han dado, así, muy rápido, la lista de los nominados a los Oscars 2013. 

Lo primero que hay que decir es que este año están los Oscars superemocionantes. Como suele ser normal de un tiempo a esta parte, en el apartado a Mejor Película hay un porrón de títulos y, de verdad, cualquiera podría llevárselo porque todas son peliculones. 

Creo que este año el único premio que está cantado es el Oscar a Anne Hathaway por su interpretación en Los Miserables, el resto podría ser cualquiera, aunque me inclino también a que el Oscar a Mejor Director va a ser para Spielbreg. 


Me va a costar muchísimo hacer este año la quiniela con mis ganadores, aunque antes de hacerla tengo que ver unos cuantos títulos como Los Miserables, Argo, Silver Linings Playbook, Lo Imposible (que así me vale para estos premios y para los Goya) o Amour, que ha sido, para mí, la sorpresa de estos Oscars. Haneke es un señor muy guay y estoy seguro que su película es peliculón, pero no esperaba yo que esta película se llevara tantas nominaciones.

En cuanto a la presencia española en los Oscars, solo tenemos representación en el apartado de Mejor Vestuario de Los Miserables, a cargo de Paco Delgado, y bueno, de rebote un poco, la nominación a mejor actriz de Naomi Watts por una producción española, Lo Imposible.

Lincoln parte como favorita con 12 nominaciones (también me inclino a pensar que un Oscar lo tiene asegurado con esa pedazo de interpretación de Tommy Lee Jones) y La Vida de Pi, película que a mí me da una pereza horrible, le sigue con 11. En el tercer puesto de películas con más nominaciones tenemos empate entre Silver Linings Playbook, película de la que ni había oído hablar todavía, y Los Miserables.  Habrá que esperar al 24 de febrebro para saber, finalmente, quiénes serán los ganadores. Prometo quiniela pero para más adelante.  

9 ene. 2013

Películas que siempre recomiendo

Sois muchos los que a veces me pedís recomendaciones cinematográficas. Yo no soy mucho de recomendar porque creo que el cine es tan subjetivo como cualquier otra forma de expresión: a alguien le puede encantar mientras a otra persona le puede parecer lo peor de lo peor. Esa fue una de las razones que me llevó a escribir el tipo de "críticas" que podéis encontrar en un blog como este: me gusta más hablar de por qué a mí sí me gustó o no me gustó que del argumento de la película, ya que eso se puede encontrar en cualquier sitio, mientras que una opinión te puede incitar más (o menos) a verla.

No obstante, de entre todas las películas que a lo largo de toooda mi vida he visto, he de reconocer que hay ciertos títulos que gustarían casi a cualquiera. Por eso me he decidido a hacer esta pequeña lista. Aquí encontraréis una serie de títulos que yo creo que podrían gustar a cualquier persona con un poco de gusto y un poco de corazón.

Empezaré recomendando mi película favorita: Big Fish. Un día escribí en Filmaffinity sobre ella, así que simplemente me voy a citar a mí misma:
"Lo que más me gusta de Big Fish es la manera que tiene de envolverte y de sorprenderte, desde el principio hasta el final, en cada minuto de su duración. Big Fish es una historia, o quizá mejor dicho un cuento, o es una historia a la vez que un cuento, ya que de nuevo el genial Tim Burton nos vuelve a dividir entre dos mundos, esta vez, el mundo real, y por otra parte, el mundo de la fantasía, de la imaginación, donde todo es posible. En esta película todo es bonito, todo es feliz, todo es de cuento de hadas: tenemos una princesa, un príncipe (o un mendigo), un malo que se convierte en bueno y muchas moralejas. Yo me quedo con dos (de entre todas las que se puede elegir): que si dejas a un lado el miedo a caminar, a ir más allá, podrás lograr grandes cosas, y que serás capaz de lograr grandes cosas si realmente crees en ellas, porque cualquier persona es capaz de lograr cualquier cosa si realmente la desea."


Una de mis comedias favoritas es La Vida de Brian. Creo que cualquier persona que le guste mínimamente reírse (¿hay alguien a quién no?) le encantará esta película. Y lo mejor que tiene esta película... ¡es que gana con cada visionado! Y si os gusta la comedia absurda absurda pero genial, tenéis que echarle un ojete a Amanece que no es poco

Otra película que se me quedó en el corazoncito, quizás porque ni siquiera me lo esperaba de ella, es Una historia casi divertida. Ya os hablé de ella por aquí. No es un peliculón, pero te deja un sabor de boca muy rico.

Tres películas para reflexionar sobre la vida, el amor, y la vida otra vez, de estas que te dejan casi en éxtasis, son Martín (Hache), El Apartamento y Mejor... Imposible. La primera es argentina, y hay gente que no puede con las películas argentinas porque tampoco puede con los argentinos, así, en general, la segunda, está escrita por mi guionista favorito de siempre, y la tercera es una historia maravillosa, de las de disfrutar a tope y echar una lagrimilla con gusto. 

Una de las joyitas que siempre guardaré en mi memoria es Mary and Max. Me encanta la técnica del stopmotion en el cine e investigando sobre este tipo de películas di con esta, una preciosa película que no mucha gente conoce y que merece tantísimo la pena ver... Es la típica película agridulce que te deja que no sabes si reír o llorar. Otra comedia agridulce que te hace reír y llorar un montón es Pequeña Miss Sunshine, pero esta ya es mucho más conocida.  


Para terminar, pongo en un punto y aparte a los musicales porque sé que hay mucha gente que ya de entrada no los soporta, pero para los que sí podéis con ellos, quiero dejaros aquí una enorme recomendación que lleva por título Hedwig and the Angry Inch: impresionante historia, impresionantes personajes e impresionantes temazos. 

Mención especial a aquellas películas que la mayoría de la gente ve como basura pero a mí me encantan y están entre mis títulos favoritos, pa por si acaso vosotros estáis tan locos como yo: Sexykiller y The Rocky Horror Picture Show

8 ene. 2013

Y los nominados a la fiesta del cine español son

No sé por qué tenía en la cabeza que la lista de los nominados a los próximos premios Goya salían el día 10 de este mes, o sea, pasado mañana, pero hoy me he despertado y cuando he visto la palabra "Goya" como TT he pensado que ni de coña la gente en twitter estaría hablando del famoso pintor, así que muy probablemente había pasado algo en torno a estos premios.

En un primer vistazo, la lista de los nominados no sorprende. Ese es el eterno tema de debate alrededor de estos premios: que siempre se premia a los mismos y que hay otro mucho cine español que parece que no es digno de entrar en este selecto grupo. Mientras se repiten los mismos títulos en prácticamente cada uno de los premios , se echan de menos otras obras que también han tenido relevancia durante el pasado 2012.

La que parece que, en principio, lo ha petado más ha sido Blancanieves, que ha acumulado un total de 18 nominaciones, incluyendo la de Mejor Película, Director, actores y actrices. Le sigue Grupo 7, con 16 nominaciones, película que a mí me gustó bastante y que creo que tiene varias cosas que deberían ser premiadas, como la interpretación del magnífico Antonio de la Torre. En el tercer puesto de este podium de nominados encontramos a la película que más lo ha petado en el 2012, al menos en datos de taquilla: Lo Imposible, de Juan Antonio Bayona, que tiene ni más ni menos que 14 nominaciones.


Con esto de haber dejado España a finales de verano todavía no he podido ver ni Blancanieves ni Lo Imposible. A Blancanieves le tengo unas ganas terribles, pero no tengo ni idea de cómo voy a poder verla de aquí a que llegue la fecha de la entrega de premios. Sin embargo, Lo Imposible se ha estrenado el pasado viernes, así que a ver si voy al cine a ver un poco de cine español, aunque la película fue grabada en inglés.

Por otro lado, me gustaría resaltar las nominaciones de Carmina o Revienta, que, por otro lado, creo que se merece los tres premios a los que está nominada: Mejor actriz de Reparto, Mejor actriz revelación y Mejor director novel.


La gran sorpresa de esta lista, sin duda alguna, creo que ha sido la nominación de Fin a mejor Guión Adaptado. No he visto la película, tengo que ser sincera, pero a todo el que he leído hablar de ella la ponía como bastante mala, así que dudo que su guión sea muy brillante. Y lo mismo pienso de Tengo Ganas de Ti.

Por ahora no voy a hacer una quiniela porque quiero intentar ver algunas de las películas nominadas, pero contad con ella para más adelante. ¿A vosotros qué os han parecido las nominaciones?

7 ene. 2013

Buscando un amigo para el fin del mundo

Ya sabéis la debilidad que siento por Steve Carell. Me parece un actor cómico de lo mejor, y encima el tío, cuando se mete en un papel dramático, también lo borda. Así que en esta película nada podía fallar, porque aunque es una historia sobre el amor, está contada con muchos toques de comedia y alguno dramático. Creo que era el cóctel perfecto para que Steve Carell brillase, pero si brilló, la verdad es que yo me perdí los destellos.

Empiezo así de negativamente la crítica de esta película porque casi me ha sentado mal verla. Siempre que veo una nueva película protagonizada por mi Steve pienso que esta vez sí, esta vez sí será una película a su altura, como lo fue Pequeña Miss Sunshine. Pero es que esa película (que por cierto, si no habéis visto, os recomiendo) parece más una excepción en su carrera, porque el resto de películas en las que lo hemos visto dejan bastante que desear. Crazy, stupid, love, regulera; Noche Loca, regulera; Superagente 86, regulera; Sigo como Dios, mierda pura. Y así todo. Y para mí, Buscando un amigo para el fin del mundo, forma parte de este grupo de películas reguleras protagonizadas por mi actor favorito.


He de reconocer que al menos el planteamiento de la peli de la que os hablo hoy tiene algo más de original que el resto. Esta es otra de esas películas sobre el fin del mundo, que tan de moda ha estado hasta que al final no pasó nada el pasado diciembre, pero con un punto de vista diferente. Sí, el fin del mundo es inminente y un meteorito amenaza la tierra, pero en vez de vivir esa experiencia a lo grande, a lo Tom Cruise, lo vivimos en la cotidianidad de un edificio de apartamentos donde viven los dos protagonistas, dos personas que prácticamente no se conocen pero que se sentirán muy unidos en estos últimos días de vida del Planeta Tierra.

Hasta ahí todo bien. Lo malo es que, para mí, la película es bastante coñazo. ¿Bonita? Quizás, pero coñazo también. Y, lo que es peor, el personaje femenino, al que da vida Keira Knightley, es lo más pesado y cansino que he visto yo en mucho tiempo. ¡Qué asco de tía, la virgen! (el personaje, no la persona, que igual también, pero yo no lo sé). Lo mejor de la película, el perrete.

No le he dado un suspenso por el buen planteamiento y bastante aceptable final (por final me refiero a los últimos cinco minutos) de la película, pero vamos, todo el recorrido de los protagonistas me llegó a aburrir bastante, y, lo que es peor, a no interesar en absoluto. Y eso que estoy totalmente de acuerdo con el mensaje que la película desea transmitir, pero está claro que las formas no han sido, para mí, las adecuadas. Ojete de monico, muy justico, para ella. Por cierto que me gustaría, si pudiera ser, que todos aquellos que han visto en ella una película muy decente, me dejaran un comentario explicándome por qué. Gracias.

5 ene. 2013

The Office (NBC) 8º temporada

Si me leéis desde hace tiempo sabréis que mi serie favorita es The Office, la versión americana, además. Aunque valoro muchísimo la original, la versión de Estados Unidos es, en este caso, y subjetivamente, mejor solo porque el personaje de Michael Scott me parece la rehostia. Me tiene loca, loca, loca. No solo el personaje me parece una cosa maravillosa sino que encima creo que Steve Carell supo cómo darle vida de una manera impresionante, y gracias a esa conjunción de unos enormes guionistas y un actor increíble The Office encabeza ahora mismo la lista de mis series favoritas.

Cuando me enteré de que Steve Carell dejaba la serie... bueno, imaginaos. El disgusto fue tremendo. Sinceramente tengo que reconocer que creí que la serie no se sostendría al mismo nivel y que incluso dejaría de gustarme. Es verdad que el resto de personajes de The Office es tan bueno como el jefe de esa oficina, pero para mí Michael era imprescindible. 

No os voy a decir ahora lo muchísimo que lloré con el capítulo de despedida de Michael Scott, en la séptima temporada, aunque si queréis podéis leer la carta que le escribí; lo que sí os voy a decir es que desde que Michael dejó la serie hasta que yo tuve valor para reanudarla tuvo que pasar un año. Primero, no podía enfrentarme a la idea de que él ya no estuviera, y segundo, no me creía que la serie pudiera seguir sorprendiéndome sin un personaje tan importante.


Sin embargo, el tiempo pasó y mi curiosidad ganó a mi tristeza, así que empecé a ver la octava temporada. En esta octava temporada conocemos a un par de caras nuevas que sin duda nos darán muy grandes momentos (aunque ya no sean épicos estos momentos): Robert California, nuevo mánager Regional de la compañía que pasará mucho tiempo en la oficina salvándoselas como pueda, y Nellie Bertram, una tía loca de cojones que al final no sabes si te gusta o no, pero bueno, te ríes.

Afortunadamente las caras nuevas no le restan protagonismo a quienes ya conocíamos, y así, en esta temporada tenemos más momentos cómicos entre Dwight y Jim, el nacimiento de los hijos de Pam y Ángela,  pero, sobre todo, tenemos a Andy Bernard al mando de esta oficina. 

Lo mejor de esta octava temporada, que ya, a mi modo de ver, no está a la altura de las que le precedieron pero aún así no pierde del todo su dignidad, es la evolución del personaje de Andy, a quien vemos tocar fondo pero que, como bien saben hacer en esta serie, se gana un hueco en nuestros corazoncitos.

Para mí esta ha sido la temporada de Andy Bernard, y realmente me ha dejado con ganas de seguir con la novena, que será ya la última temporada de esta serie. Ya no le puedo dar el recopetín de serie a esta temporada porque para mí ya no es The Office, es otra cosa diferente aunque igualmente divertida, pero tampoco es que se haya convertido en un ojete... Si The Office sigue siendo mi serie favorita será por el recuerdo de lo bien que me lo pasé con Michael Scott, y ahora que ya no está, solo puedo darle a esta temporada un copón de serie

4 ene. 2013

Ojetescenarios de cine: el metro de Nueva York

El metro de la ciudad de Nueva York, aquí conocido como Subway, es una de esas infraestructuras que siempre se acaba utilizando, aunque uno no quiera, en una ciudad como esta. El metro forma parte de la vida de los neoyorkinos (de los neoyorkinos no ricos, claro, esos ya se mueven en limusina) y el cine ha dado cuenta de ello en varias de sus películas.


Lo que es el metro en sí, como lugar, es bastante feo y asquerosillo. El metro de Nueva York es uno de los más antiguos del mundo, está a punto de cumplir sus cien años de funcionamiento, y al verlo uno se da cuenta de que está pensado para la funcionalidad y no para el lucimiento, porque la primera vez que accedes a sus andenes puede llegar incluso a dar miedo. Por no hablar, por supuesto, de lo fácil que es equivocarse al coger un metro, pero eso ya es un tema más relacionado con el turisteo que con el cine.

Este 2012 una película ha sorprendido a miles y miles de espectadores: Shame, de Steve McQueen. En las primeras escenas de esta película vemos cómo el protagonista intercambia algunas miraditas muy sugerentes con una joven en el metro de Nueva York.


Eso sí, yo siempre que cojo el metro en Manhattan intento buscar algún tío buenorro con el que intercambiar alguna mirada sexy, y nada, que no hay nadie por aquí que se parezca a Fassbender.


Otra mítica película que nos recuerda al metro de Nueva York por una de sus más impactantes escenas es Ghost. Creo que sobran las presentaciones con una película como esta, que lo petó muchísimo en los años noventa. Aquí os dejo la escena para que la recordéis:

1 ene. 2013

Arrugas

¡¡Feliz 2013 a todos!! Salud y dinero para seguir disfrutando del cine también durante este año.

Hoy vengo a hablaros de una película que tenía, desde hace un tiempo, muchas ganas de ver. Aunque generalmente los dramones sobre enfermedades me suelen gustar bastante poco porque la simple idea de vamos a dar pena porque sí no me va a mí mucho, sentía mucha curiosidad de ver una película de un enfermo de alzheimer contada desde el punto de vista del mismo enfermo de alzheimer, y más curiosidad aún por el hecho de que esta era una película de animación. Eso me hacía intuir un doble nuevo punto de vista sobre el desarrollo de la enfermedad.

Arrugas es una película española estrenada en 2011 que consiguió dos premios Goya: el de mejor película de animación y mejor guión adaptado. Lo del guión adaptado es porque la película es una adaptación de un cómic que lleva el mismo título y que fue escrito por Paco Roca. Ya el cómic lo petó bastante, así que iba a ser bastante difícil que la película saliera mal.

La película nos mete a todos los espectadores, junto con Emilio, el protagonista, en una residencia de ancianos. El panorama de aquella residencia es bastante desolador (como casi cualquier residencia, si alguna vez habéis estado en alguna) pero Emilio tiene la suerte de coincidir con Miguel como compañero de habitación. Miguel es un jubilado con acento argentino que se ha trasladado voluntariamente a esa residencia porque no tiene nadie que cuide de él y tampoco le gusta estar solo.


Tuve la grandísima suerte de poder ver esta película en Nueva York. Hace un par de semanas tuvo lugar la Semana del Cine Español en la ciudad, donde se exhibieron un montón de películas, una selección de lo mejor del último año. Yo no dudé ni un momento en sacar entradas para esta porque en España había querido verla pero no la habían estrenado en mi ciudad, y fíjate como es la vida que me topé con ella casi de casualidad al otro lado del charco.

Lo mejor de Arrugas es que consigue sacar esperanza y buenos momentos de donde parece que no los hay. Todos tenemos la idea de que las residencias de ancianos es más un lugar donde esperar la muerte, a veces en soledad, que un sitio donde disfrutar de los últimos días de la vida, pero Arrugas hace de este escenario un lugar donde aún la vida puede volver a cambiar, donde aún la vida puede encontrar un sentido.

No obstante, es una película bastante triste. Debe de ser muy duro darse cuenta de que una persona que te importa va perdiendo progresivamente todas sus capacidades, pero afortunadamente la película no vende la lágrima fácil, sino que constantemente está intentando rascar la sonrisa. 

Es Arrugas una película para disfrutar. Para disfrutar de una gran historia y unos grandes personajes pero también de una buena película muy bien hecha en todos los aspectos. Por supuesto que os la recomiendo, porque esta parece una de esas películas que no puede no gustarle a alguien. Por mi parte se lleva un enorme copón de película y el bonito recuerdo que siempre irá pegado a ella de que fue una película española que vi en Nueva York.