29 mar. 2012

Extraterrestre

Llevaba ya bastante tiempo haciendo el seguimiento de esta película, por twitter, facebook y otros medios dedicados al cine, y es que, en mi modesta opinión, Nacho Vigalondo es uno de los mejores creadores que tenemos en España, uno de los más originales y de los más peculiares, también. Está claro que sus películas no son "para todos los públicos", pero sí para mí. Los Cronocrímenes me pareció una película muy interesante, y estaba segura de que Extraterrestre, la segunda película de este director y guionista, estaría a la altura.

Extraterrestre es una visión mucho más realista de una posible invasión alienígena. Estamos hartos de ver películas en las que se siembra el caos, las batallitas son interminables y mucha gente muere "a manos de" una o varias naves espaciales que no vinieron en son de paz. Afortunadamente en España ya tenemos nuestra pequeña aportación al género, y sin duda alguna es una aportación totalmente novedosa.

Esta película parte de la siguiente premisa: ¿Qué harías si un día te despiertas y una gigantesca nave espacial sobrevuela tu ciudad? En Extraterrestre vamos a ver la reacción de Julio y Julia, dos personas que se despiertan juntas después de una larga noche y descubren que no funcionan las telecomunicaciones, que no hay nadie por las calles de Madrid y que hay una enorme nave sobre el cielo de la capital española.


Lo mejor de esta película es que nada es lo que parece y no ocurre nunca lo que debería de pasar. Según avanza la historia nos vamos adentrando junto con la película en el terreno de lo surrealista hasta el punto de llegar a entender las situaciones cada vez más enrevesadas que se van sucediendo y que culminan en un apoteósico final que te incita a los aplausos durante los créditos.

Y esa es la genialidad de Vigalondo, un hombre que ya demostró que sabe perfectamente jugar con el espectador con un guión cargado de sorpresas. Todos los que pensábamos que ya no se podía estrujar más la cabeza después de una película como Los Cronocrímenes estábamos equivocados, porque este hombre ha sido capaz de jugar al más sencillo todavía y le ha salido mucho mejor, porque le ha salido una película rara de cojones, también, pero mucho más divertida y entrañable.

Para terminar voy a dejar de alabar las capacidades del señor director y a centrarme un poquito en los actores. Cierto es que los personajes son tan buenos que los actores que los interpretan ya tienen una buena parte ganada, pero hay que reconocer que el tipo de comedia que presenta este guión no habría tenido el efecto que finalmente consigue si no fuera por el trabajo de los actores. Tengo que mencionar a Carlos Areces y a Raúl Cimas, a los que les viene el personaje al pelo, y que son capaces de hacerte morir de la risa sin decir absolutamente nada.

Me quedo con las carcajadas que me eché, pero carcajadas, así, sonoras, que hacía mucho tiempo que no me echaba en un cine, y os animo a que le deis una oportunidad, porque, aunque creo que esta es una de esas películas que a unos encanta y a otros horroriza, al menos es algo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en las salas de cine. Se lleva el copón de película.

26 mar. 2012

Amadeus

Si te gusta Mozart (como a mí) ya tienes bastante camino hecho para que te guste esta película, pero si no eres muy amante de la música clásica aún así hay que reconocer que esta película cuenta una gran historia. Para mí, que soy una apasionada de la música de Mozart y además me atrae bastante su misteriosa figura, esta es sin duda una gran película.

Supongo que sobran las presentaciones si hablamos de un personaje tan importante para la historia universal como lo fue Mozart, pero por si acaso, el Mozart de verdad nació y murió en Austria, a una edad muy joven, con tan solo treinta y cinco años, durante la segunda mitad del siglo XVIII. Con tan solo cuatro años ya tocaba el piano y el violín y con cinco años empezó a componer sus primeras obras. Mozart es considerado hoy en día una de las piezas claves de la historia de la música y uno de los compositores más importantes del mundo.

Y he hablado antes del Mozart de verdad porque podríamos decir que Amadeus es una fantasía. Toma elementos de la realidad, como los personajes, que existieron realmente, pero crea una novedosa y conmovedora historia en torno a ellos que se aleja bastante de los hechos reales. Eso no quiere decir que esta película no sea totalmente verosímil y apasionante.

Aunque la película lleve por nombre Amadeus, no creo que Mozart sea su verdadero protagonista. Quizás sí podemos decir que la música de Mozart es la protagonista, la historia de cómo fue evolucionando este compositor, cómo componía, qué le motivaba, a quién admiraba, y cómo llegó a dar forma a las más exquisitas melodías hasta componer su gran obra maestra, mi obra favorita de Mozart, la misa de Réquiem, última obra de este compositor que no pudo llegar a terminar pues le sorprendió la muerte. El clímax de esta película sin duda alguna es la composición de esta obra, una escena larga, confusa, febril pero deliciosa, en la que un moribundo Mozart dicta la música que sale de su cabeza.


El que toma estas notas a los pies de la cama de Mozart es Salieri, otro compositor italiano que existió realmente y que también gozó de mucha fama en la corte de Viena, pero que el tiempo ha puesto a la sombra de Mozart. En Amadeus, el encargado de conducir la trama es Salieri. La película arranca cuando este hombre es ya muy mayor y vive encerrado en un manicomio después de intentar suicidarse. Un cura se ofrece a escuchar su confesión, y en esa confesión podemos conocer a un Salieri que por momentos parece tener al diablo en la mirada y en la sonrisa, un hombre que renegó de Dios al creerse dejado de lado en favor de un hombrecillo maleducado, juerguista y derrochador que fue agraciado con el don de la música, don que Salieri quería para sí mismo desde que era muy joven.

La película es la historia de amor y odio que Salieri sentía hacia Mozart. Lo odiaba por su conducta y su forma de ser pero no podía dejar de amarlo, pues el amor que Salieri sentía por la música le obligaba a admirar a un compositor como Mozart. Salieri se esforzaba en ponerle todas las trabas posibles a Mozart, pero Mozart siempre vencía con una composición más sublime que la anterior. Poco a poco la locura de Salieri irá apoderándose de él hasta el punto de desear matarlo para arrebatarle su obra.

La primera vez que vi esta película simplemente me gustó. Reconocí unas grandes actuaciones por parte de todo el reparto y pasé un buen rato, pero ha sido en este segundo visionado cuando he logrado descubrir la obra maestra que es esta película. Aparte de las magníficas interpretaciones de los dos protagonistas, para mí lo mejor que tiene esta película es, como las composiciones de Mozart, su perfecta armonía. Armonía entre un guión magnífico que logra trascender a la simple historia de envidia de Salieri y la música original de Mozart, que está presente en toda la película.

El director consigue una obra tan clásica como moderna, delicada y simple a la vez que excéntrica y recargada, mucho más divertida de lo que pueda parecer, en principio, una biografía sobre unos músicos del siglo XVIII, y también mucho más emocionante de lo que cabría esperar. Cualquiera puede sentirse identificado con el relato de Salieri, no solo en la profunda admiración hacia Mozart, sino como ser humano que se siente fracasado por no haber estado a la altura de un genio.

Una película que merece la pena ver, por supuesto. Cualquier amante del cine podrá ser capaz de admirar su perfecta composición, aunque lo mejor de Amadeus es dejarse llevar por una historia y una música que llega a conectar con nuestros sentimientos más profundos. Un recopetín de película.

23 mar. 2012

Cartas de Perradesatan

Como ya os comenté hace unas semanas, estoy colaborando con una web de ocio que se llama Frikarte. Allí escribo semanalmente una carta dirigida a alguien, en principio, relacionado con el mundo del cine, aunque esta semana me he permitido el dedicarle mi carta a un personaje de ficción, porque creo realmente que se la merecía.

Mi primera carta fue dedicada a Rooney Mara y su delgadez extrema, la segunda a Tim Burton y los disgustos que me da, la tercera a Sacha Baron Cohen y esta última he querido escribírsela a Michael Scott. Tenéis la entrada original aquí, pero para que me quede el recuerdo para siempre de un hombre tan importante para mí, quiero que esta carta conste también en mi blog, a modo de homenaje a los grandes personajes de las series de televisión.



Mi queridísimo Michael Scott:


Me alegra muchísimo escribirte esta carta y hacerte saber que has sido una de las personas más importantes de mi vida. Conociéndote, seguro que te hará muchísima ilusión leer estas palabras, así que mi único deseo al escribirla es hacerte sentir la décima parte de bien que me has hecho sentir tú a mí a lo largo de estos últimos años.
Llegaste a mí casi por obligación. Hubo un momento de mi vida, hace dos años y medio aproximadamente, en el que coincidió que varias personas insistieron en que una serie como The Office no podía no gustarme. Pero es que no me gustaba. Le había dado una oportunidad un tiempo atrás y la verdad es que el primer capítulo (el único que llegué a ver en ese primer intento) me había dejado bastante desconcertada. Pero afortunadamente a la segunda fue la vencida y pronto me enganché a una serie tan importante para la historia de las sitcoms como ha sido la tuya.
Pocas veces la copia supera al original. Por favor, no te ofendas, con esto no quiero decir que seas una burda copia de David Brent, quiero decir que para mí tú has sido y serás siempre el Wordl’s best bossde una empresa de papel ficticia. Aunque al principio me entraste con mal pie, pues me resultabas demasiado excéntrico para lo que yo considero aceptable, poco a poco fui entendiéndote hasta que te ganaste mi corazón.
Pero tranquilo, no es esta una carta de amor. Estoy seguro de que tu vida es ahora, con Holly, mejor de lo que tú pudieras haber imaginado, así que no me propongo conquistarte. Esta es una carta de verdadera admiración hacia un hombre que se ha convertido, para mí,  en un modelo a seguir, un hombre que me ha enseñado cuál es el sentido de la vida.
Si tengo que elegir una sola de todas las cosas que he aprendido de tu experiencia, sin duda alguna es a reírme. En cualquier situación, y de cualquier cosa. A no reprimir nunca mi risa ni mis ganas de reír. Te he visto hacer cosas verdaderamente bochornosas, Michael, reconozcámoslo. Te he visto prometer sueños a niños aún sabiendo que no ibas a poder cumplirlos, te he visto comparar tu quemadura en un pie con una paraplejia, te he visto atropellar a una compañera de trabajo y luego proclamar que tú le habías salvado la vida. Te he visto humillar a un compañero delante de toda la oficina, te he visto secuestrar al chico de las pizzas, y, sobre todo, te he visto hablar y hablar sin tener ni idea de lo que estaba saliendo por tu boca.
Bueno, todos hemos metido la pata en algún que otro momento de nuestras vidas. Lo verdaderamente importante es que te he visto luchar una y mil veces por la gente que te importa, hacer de unos compañeros de trabajo una gran familia, conseguir romper la monotonía de una empresa que se dedica a la venta de papel, ser fiel a tus ideales, y, sobre todo, he visto como tus sueños se hacían realidad, como sobreviviste a todos los contratiempos que se te podían presentar hasta lograr, por fin, la vida que realmente ansiabas. 
Algo así has conseguido conmigo, sin ni siquiera darte cuenta. Tu optimismo y vitalidad fueron tan grandes que han conseguido traspasar la pantalla de mi ordenador hasta llegar a mí. Has estado a mi lado en los peores momentos de mi vida, contagiándome tu risa y tus ganas de hacer lo que realmente quería hacer, sin tener en cuenta las consecuencias. Y ahora… ahora ya no estás.
En cuanto se dio a conocer la noticia de que Steve Carell abandonabaThe Office me tragué el spoiler sin ni siquiera esperármelo. No me lo podía creer, ni tampoco quería creerlo. Aunque es verdad, y gracias a los dioses, que The Office es una magnífica serie coral en la que todos y cada uno de sus personajes son absolutamente geniales, tú, Michael, eras el mejor, bajo mi punto de vista, y estuve retrasando mucho tiempo el empezar con la séptima temporada para alargar todo lo posible tu estancia en Scranton. Pero tarde o temprano tenía que llegar ese día, y ese día llegó el pasado lunes.
Es increíble cómo un personaje que ni siquiera existe puede convertirse en algo tan importante en la vida de una persona. Y cómo su marcha puede doler tanto como la marcha de un amigo de carne y hueso.  Cuando estaba viendo el capítulo titulado “Adiós, Michael”, que va sobre tu último día en tu oficina, podía ver en los ojos de tus compañeros de trabajo miradas de agradecimiento, y estoy segura de que si hubiera visto los míos, también estarían agradecidos de haberte conocido, de haber sido transformada, de algún modo, por ti.
Mi vida también es el humor, Michael, y como también te ocurre a ti, necesitamos esas pequeñas dosis de carcajadas diarias, pase lo que pase, en la situación que nos pille, y nada nos hace más felices que hacer reír a las personas que nos rodean. Eso es con lo que yo me quedo de The Office, con la importancia del sentido del humor en nuestras vidas. Y es que  hay que saber reírse como hay que saber respirar o levantarse cuando nos caemos, porque la vida ya es lo suficientemente larga, dura, y a veces duele. And That’s what she said.
Un abrazo enorme, Michael, donde quiera que estés. Y muchas gracias por todo.


21 mar. 2012

Luces Rojas

Como me gusta que las películas me sorprendan lo más posible intento no saber de ellas de ninguna manera, pero claro, al final entre unos y otros, te acabas enterando, al menos, de qué van. Eso me pasó con Luces Rojas. Quería verla porque los anteriores trabajos de este director me habían gustado mucho, pero no tenía ni la menor idea de su argumento, hasta que un día, en Cuarto Milenio (programa del que soy megafan) hablaron de ella, y vamos, me pareció que trataba todo un temazo.

Luces Rojas es el último largometraje del director español Rodrigo Cortés, autor también de la nombradísima Buried, esa película que solo tenía un único personaje y un único escenario. En esta ocasión cuenta con algún actor más, y qué actores, señora, porque entre el casting de esta película podemos encontrar a Cillian Murphy, que es un actor muy guapete que a mí me ha gustado de siempre, pero también al grandísimo Robert De Niro.

¿Y de qué va? Pues veréis que interesante: va de una pareja de científicos, Murphy y ni más ni menos que Sigourney Weaver, que se dedican a investigar los fraudes en el mundo de la parapsicología. Hasta ahora han desvelado todos los misterios a los que se han enfrentado, pero hay un hombre que parece imposible de pillar, y ese hombre es al que da vida el gran Robert De Niro, que aunque aquí hace una interpretación más que correcta, tampoco destaca por encima del reparto.


La película es muy interesante y tiene un ritmo muy dinámico, lo cual impide que te aburras, además de que mezcla algún que otro susto con una historia de intrigas y secretos que consigue atraparte, pero la verdad es que no es una película perfecta, tiene partes inexplicables, cosa que quizás podría explicarse al tratarse esta de una película sobre fenómenos que se escapan a nuestro entendimiento, pero que al fin y al cabo desconcierta un poco. Juega con engañar al espectador y con hacerle ver lo que no es, y aunque lo consigue, en mi opinión, el desenlace no está a la altura del resto de la película.

Una película rara, creo que esa es la mejor palabra para describirla, inesperada, pero aún así entretenida. Aunque creo que no es el peliculón definitivo sí que creo que es una película que merece la pena ver, más si, como yo, eres amante de estos mundos de videntes, telépatas y fantasmas.

Lo mejor de esta película es que te sorprende. Por mucho que lo intentes es difícil saber qué va a ocurrir en la siguiente escena. Lo malo es que no termina de colar del todo. Con este tema se podría haber sacado una gran historia, y la película se ha quedado en una historia solamente entretenida, que no mala. Por eso le doy mi copón de película.

18 mar. 2012

La invención de Hugo

Lo primero que quiero decir, antes de hablar de esta (maravillosa) película es que estoy totalmente en contra de que se le cambien o modifiquen los títulos a las películas. Una cosa es traducirlas, cosa que me parece lógica pues hay mucha gente que no es como nosotros y no sabe inglés, y otra cosa es poner lo que le sale a uno del ojete. Uno de los casos más famosos de adaptación a la española es, por ejemplo, Con faldas y a lo loco, cuyo título original es Some Like it Hot, pero es que esta película también tiene lo suyo, porque Scorsese (o el guionista, o quien decida esto) la bautizó como Hugo, o Hugo Cabret, pero en España le hemos plantado un "la invención de" delante... y yo me pregunto... ¿qué coño inventó Hugo? Los que ya hayáis visto esta (preciosa) película, por favor, ayudadme a desvelar este misterio.

Y ahora ya sí. Ahora ya vamos a hablar de la última película del famosérrimo Martin Scorsese, que después de años y años demostrándonos que es un gran director de películas con tiros, se vuelve un sensiblero para la contar la historia de un niño que cambiará la vida de un hombre que cambió la vida de muchos otros anteriormente, todo en un tono muy de emocionarse y ser feliz.

No la he visto en 3D, os lo digo ya, porque es que estoy ya del 3D hasta las orejas. Me parece incomodísimo ver una película con las gafas esas del copón que me dejan los ojos atontaos y encima la entrada es más cara, así que si puedo evitarlo, lo hago. Por lo tanto, no puedo hablaros de la maravillosa posproducción de esta película porque no la he apreciado al cien por cien. Aunque claro, visualmente es preciosa, eso también se ve sin necesidad de incómodas gafas. Quizás esta hubiera sido una de esas películas que merecían la pena en 3D, pero ahora ya nunca lo sabré.


Como muchos sabréis, porque a esta película se le ha dado muchísimo bombo, La invención de Hugo cuenta la historia de un niño que se queda huerfanito, el pobre, y lo único que conserva de su padre, después de morir este, es un autómata estropeado. Hugo se propone arreglarlo a toda costa porque piensa que en ese muñeco del infierno (los autómatas siempre me han dado un mal rollo terrible) esconde un mensaje de su padre. En su particular aventura conoce a una chica que tiene la clave para otorgarle vida al muñeco horrible, y juntos tendrán que desvelar qué historia envuelve al misterioso humanoide.

Leyendo simples sinopsis como esta, una no se espera lo que luego resulta ser Hugo. La verdad es que esta película me apetecía bastante poco, más que nada porque estaba protagonizada por un niño desdichado. Qué queréis, a mí nunca me gustó Dickens, y estas historias de "compadezcámonos de los niños huérfanos" me dan una pereza horrorsa, pero al final, acabé viéndola, y la verdad es que me enganchó desde el primer momento, primero, porque es una historia divertida y muy dinámica, no se recrea demasiado en la desgracia del protagonista, y segundo, porque en esta película nada es lo que parece, y mucho menos su argumento.

Quién me iba a decir a mí que una de mis figuras favoritas dentro de la historia del cine iba a ser una parte tan importante de esta película, y que la película era un precioso canto de amor al cine, a las historias, a la imaginación... Vamos, que lloré. Que me pareció preciosa.

Sin duda alguna, la sorpresa del 2012. ¿Mejor que The Artist? ¿Se merecía el Oscar a mejor película? Bueno, la verdad es que cada una tiene su encanto, pero a mí, personalmente, la historia de Hugo me ha gustado más que la de The Artist, pero esta última tiene otras muchas virtudes. A La invención de Hugo yo le voy a dar un recopetín de película, ni más ni menos, la mejor puntuación de este blog, y os recomiendo que no os la perdáis, porque es muy difícil que no os guste.

14 mar. 2012

Contact

Una de mis películas favoritas de cuando ya tenía doce o catorce años era Contact. Nunca he sido yo la típica niña apasionada por el universo ni por la astronomía ni quería ser astronauta cuando era pequeña, pero la verdad es que desde la primera vez que vi esta película quedé maravillada con la historia que contaba.

Contact nos presenta a una mujer que desde pequeña está obsesionada con las telecomunicaciones y con contactar con gente de cuanto más lejos mejor, y que dedica toda su carrera profesional a buscar señales del universo. Un día da con una, con un mensaje de un planeta lejano, que está cargada de información y que, por lo tanto, tiene que haber sido enviada por una civilización avanzada. Este hecho cambiará la historia no solo de EEUU, sino del mundo entero, que decide responder a la llamada del espacio.

Lo mejor de la película es sin duda que la Casa Blanca no está amenazada ni vamos a morir todos. La verdad es que las películas de invasiones a la tierra, o simplemente de extraterrestres, no me suelen llamar mucho la atención, pero el argumento de Contact sí que me gusta porque va más allá de la simple fantasía (o realidad) de imaginar que no somos los únicos seres vivos del universo.


Quizás a la gente de ciencias o a los entendidos en la materia esta película les parezca una aberración, como suele pasar, pero las películas son películas y yo soy de la opinión de que nunca hay que compararlas con la realidad. Igual que no decimos que las películas de Harry Potter son una aberración porque la magia es imposible, entiendo que lo que propone Contact no tenga mucho que ver con ciencia, pero si quisieran hacer ciencia habrían hecho un documental.

Eso sí, la película no es perfecta, y tiene algunos momentos de agarrarse los machos. Es decir, además de concederle la licencia de plantear teorías sobre el universo, tenemos que concederle otras a nivel argumental para sujetar la trama que propone, ya que hay algunos pasajes que no encajan del todo con la película o son demasiado inverosímiles, la mayoría de ellos relacionados con el señor ultramillonario ese que de vez en cuando sale por la película.

Otro de los puntos a favor que tiene esta película, por supuesto, es que cuenta en su maravilloso reparto con la presencia de James Woods, que sabe cómo hacerse ser odiado. La película está protagonizada por Jodie Foster, quien creo que hace un papelón estupendo y consigue transmitir la pasión que su personaje siente por las estrellas, y la desesperación que su personaje siente al no poder contar lo que sabe. Lo peor del reparto, sin duda alguna, es Matthew McConaughey haciendo de CURA, que es como ver a Danny Devito haciendo de Terminator.

Después de adorarla durante muchos años y de llevar también muchos años sin tocarla, el volver a verla me ha gustado un montón. Primero, porque sigo pensando que es una buena película y segundo por los recuerdos que me traía a la mente. Sigo pensando que es una película muy entretenida, que te engancha, y con unos minutos finales alucinantes. Por eso le doy un copón de película.

13 mar. 2012

El gran golpe de los teleñecos

Antes de hablar de esta película, me gustaría recordaros que sigo colaborando en la web Frikarte, y que hay nueva carta de Perradesatan, por si queréis pasaros a leerla.

Y ahora ya vamos con la película de hoy, El gran golpe de los teleñecos, la segunda película que llevó a estas famosas marionetas a la gran pantalla. Como me ha dado el subidón fan ahora con el estreno de la última película de Los Muppets, he decidido verme las películas que no había visto, y he empezado por las más antiguas, de las que no sabía ni su existencia.

En esta ocasión, los teleñecos, o más concretamente, Gustavo, Fozzie y Gonzo trabajan en un periódico y un día ven un robo ante sus narices pero, al estar entretenidos haciendo un número musical, no consiguen aportar datos a su periódico, y para enmendar ese descuido piden investigar el caso a fondo para atrapar al ladrón. La pista les lleva a Londres donde pasarán una temporadita y vivirán alguna aventurilla londinense.


Pues la película es bastante flojeras. Hombre, en la línea de los teleñecos, claro, todo un humor muy adorable, pero yo a estos les he visto hacer cosas mejores. La trama tampoco es que se enrede mucho, y aunque da lugar a algunas situaciones muy graciosas (a destacar la protagonizada por John Cleese, genial) es más light que las galletas que desayuno yo últimamente, que saben a cartonaco.

Pero claro, las marioneticas son tan adorables que al final la peli te la tragas. Y no digo que sea mala, simplemente me ha parecido algo floja, aunque muy correcta. Por eso se ha quedado solamente con el ojete de monico, sin poder llegar a incluirse entre lo bueno, lo que nos gusta de verdad. A estas alturas, veinte años después de su estreno, creo que solo merece la pena ser vista si eres una ultrafreak como lo es servidora.

11 mar. 2012

Mi semana con Marilyn

Esta película tenía un montón de ingredientes para gustarme, así que difícil lo tenía para no llevarse un copón de película y así ha sido. Yo he sido de siempre muy fan de Marilyn, también me hace bastante gracia Michelle Williams, y, por encima de todo, soy ultrafan de Kenneth Branagh. Encima también estaba por ahí Emma Watson, que me trae bonitos recuerdos harrypotterianos, y, para colmo, es una producción inglesa, que a mí me ha parecido de siempre que las películas inglesas tienen así como un aire de elegancia estupendo. Total, que fenomenal.

Mi semana con Marilyn es una adaptación de una novela que escribió Colin Clark, un hombre que realmente llegó a pasar una semana con la verdadera Marilyn Monroe. En esta película podemos casi volver a ver a la verdadera Marilyn, gracias al milagro del cine y a la buena caracterización y actuación de Michelle, que está preciosa (aunque le hayan puesto una barriguita postiza). Con esta película podemos acercarnos a otra Marilyn, que en su momento no fue tan conocida aunque ahora, con tanto documental y tanta leyenda, más o menos ya nos temíamos: Marilyn era una persona muy inestable con muchos problemas personales y psicológicos, y eso, quizás, la hacía tan excepcional.


Colin está aquí interpretado por un chico monísimo cuyo sueño es trabajar en el cine cueste lo que cueste. Finalmente lo consigue y su primer trabajo, es, ni más ni menos, que en una película que reúne a dos grandes estrellas, Laurence Oliver, interpretado magníficamente por Branagh, a quien creo que le va el papel que ni pintado, y a la ya citada Marilyn.

Como mencioné al principio, entre el reparto también podemos encontrar a una Emma Watson mucho más madura y espléndida, que por fin ha dejado atrás el papel de Hermione (no como su amigo Daniel, que al pobre le va a costar quitarse el sanbenito de Harry Potter, sobre todo si no deja de luchar contra el mal en sus películas) y a la que le sienta la gran pantalla estupendamente.

La película es una delicia en todos sus aspectos, no solo a nivel interpretativo. Quizás donde más cojea es en un guión que no hace más que suceder una serie de anécdotas sin profundizar demasiado en ninguna historia, que empieza con la llegada de Marilyn y termina con su despedida.

Aún así, es una película que se deja ver y que te encandila con su dulzura, además de que se hace muy amena y en algún momento incluso te hace soltar alguna lagrimilla. A mí me ha encantado, así que le doy un copón de película.

9 mar. 2012

Tensión Sexual No Resuelta

Empezamos nueva temporada en OjeteFilms con una película que ni yo podía creerme que fuese a verla, pero así es la vida. La vida te da sorpresas y a veces son sorpresas mierder y a veces no tan mierder. Este es un ejemplo de la segunda.

Cuando se estrenó esta película me daba tanto repelús que ni me la planteé como película de verano de jueves por la tarde, pero cual es mi sorpresa cuando, no hace mucho, leo en el blog de una persona con criterio, con cabeza, con estudios, que esta película está incluida entre sus películas españolas favoritas. ¡NO PUEDE SER! Me dije. Esto tengo yo que verlo con mis propios ojos. Y mira, al final encontré algo que me animó a verla.

Y la vi, y me gustó. ¿Cómo os quedáis? Muertas, igual que yo. Es que resulta que esta película no tiene que ver para nada con la idea que yo me había hecho sobre ella. Yo me imaginaba una comedia chorra con mucho sexo y es una comedia no tan chorra y con poco sexo (que alguno hay, a ver si me entendéis) pero una película , cuanto menos, interesante.

Voy a partir de la base de que a muchos de vosotros os pasará como a mí, que ni habéis visto Tensión Sexual No Resuelta, ni queréis verla, así que os voy a contar un poco de qué va. Esta película cuenta la historia de una mujer que se llama Jazz, que es superfeliz y tiene todo lo que cualquier persona podría desear: es monísima, tiene tipazo, vive la vida a tope, no le importa nada de nada, y además es una escritora de éxito, que de algo hay que vivir. Un día, así, por casualidad, conoce a Celeste, una chica que también tiene todo lo que el resto de chicas que no quieren ser como Jazz desean: es monísima, tiene tipazo, tiene un novio soseras al que quiere mucho y está a punto de casarse. Claro, pues las chicas chocan. ¿Y qué hacen? Pues acostarse. Y luego ya, pues arranca la película. Que resulta que Celeste quiere vivir la vida loca y ser como Jazz y bueno, que igual Jazz también quiere ser como Celeste. Ya sabéis.


Aunque parezca una cosa así supertípica, tampoco os voy a decir que el guión sea lo never seen before, pero de verdad que es una historia que engancha y que sorprende, y que está espolvoreada con un montón de personajes secundarios muy divertidos.

La que me ha parecido una puta mierda pinchada en un palo es Pilar Rubio, que una casi no sabe ni qué pinta ahí, pero bueno, sería su momento y querrían aprovecharse de ella, o vaya usted a saber. Mira que a mí esta chica no me cae nada en gracia, y la pobre, en esta película, gracia, poquita. Otro que tampoco me ha hecho mucha gracia es Adam Jezierski, o como coño se escriba, que el chico, pues bueno, tampoco es que valga mucho para la interpretación. Me recuerda mucho a el de El canto del Loco, que también es un chico que vale para todo, pero mal.

Podríamos decir que, sin ser una maravilla, ya que yo nunca la incluiría en una lista de las mejores películas del cine español, la película consigue su propósito, ya que divertir, divierte, pero de echarse carcajada. Además, presenta a un personaje, Jazz, de lo más complejo, con el que es imposible no sentirse identificado si uno ha estado enamorado, y yo lo he estado mucho. Así que claro, como me gustó, pues toma, Copón de película que te pongo. A ver si alguno de vosotros, queridos lectores, se anima también a echarle un vistazo y me cuenta si le ha sorprendido o no.

6 mar. 2012

Solo en casa

Pues no es mítica esta película ni nada. El otro día me entró la nostalgia por los años felices de la infancia y decidí volver a disfrutar de una de las películas que más me divertía cuando era pequeña. La verdad es que es una estupenda película familiar, con un Macaulay Culkin maravilloso y adorable que se las hace pasar canutas a unos ladrones memorables. A destacar el ladrón alto, interpretado por Daniel Stern, que para mí ya es todo un icono de la tontuna. Una película que no debería pasar nunca de moda.



COPÓN DE PELÍCULA

5 mar. 2012

La mujer de negro

Aunque Harry Potter se acabó, yo todavía necesito recordarle, y esa fue la principal razón de que fuera a ver esta película, ver otra vez a Daniel Radcliffe, que sigue sin ser un buen actor del todo y que sigue teniendo un doblador que le pone unas voces muy raras cuando se enfada. Pensé que la película sería "otro truño más dentro del género de terror", pero estaba equivocada. Estupendo, porque me encanta disfrutar de una película de terror y con esta disfruté. Aunque el argumento no sea lo más de lo más, la atmósfera que logra crear realmente te atrapa y te sobrecoge.



COPÓN DE PELÍCULA

4 mar. 2012

¡¡Me expando, como el universo!!

Hola amigos. Hoy solo vengo a daros una breve pero estupenda noticia. Resulta que hace poco un chico contactó conmigo para ofrecerme una colaboración en su web, publicando artículos de opinión sobre cine. Y claro, yo dije ¡Sí!, que enseguida me pico con estas cosas.

Así que desde el jueves pasado estoy colaborando en Frikarte haciendo unos artículos... algo personales: unas cartas a estrellas de cine con una serie de consejitos que yo pienso que les vendrían muy bien.

Mi primera carta ha tenido muchísimo más éxito del que me esperaba, parece que a la gente le ha gustado mucho, lo que no hace sino llenarme de orgullo y satisfacción, así que os dejo el link aquí para que vosotros, mis queridos lectores, también podáis disfrutarla:



3 mar. 2012

Los Muppets

De pequeña era ultrafan de las películas de los Teleñecos, así que no podía perderme, de ninguna manera, su vuelta al cine. En general la película es bastante sosaina y dulce, pero qué más da, los Teleñecos lo petan. Me encantó el temazo Man or Muppet, que al final consiguió un Oscar, y también que estuviera protagonizada por Jason Segel, además de todos los famositos que se dejan ver en algunos momentos de la película. El nuevo Muppet, Walter... me parece regulero.



COPÓN DE PELÍCULA

2 mar. 2012

El caso Bourne

Por norma general no me gustan las películas de acción, de espías, de polis buenos contra polis malos y demás, pero esta prometía ser un poquito diferente. Pues lo será, pero no me ha gustado nada. Empezando por Matt Damon que está feísimo y que (en mi opinión) no le pegan nada estos papeles de dar patadicas. La verdad es que la peli me ha defraudado bastante, porque me esperaba algo mucho más complicado. ¿Debería seguir con la trilogía?



OJETE DE MONICO

1 mar. 2012

V de Vendetta

Con tanta revolución se me ocurrió la idea de volver a ver esta película, que en su momento me gustó mucho pero que ya casi no recordaba. Ahora hasta me han entrado ganas de leer el cómic. Da un poco de miedo ver esta película en el momento histórico en el que nos encontramos, aunque a veces también te da por desear que ojalá existiera una figura como V, que motivase a una sociedad a la revolución que ahora mismo el mundo necesita. Sin leer el cómic, claro, que "siempre es mejor", creo que esta es una gran película.



COPÓN DE PELÍCULA