28 oct. 2011

Báilame el agua

Algo en mi interior llevaba muchos años diciéndome que esta película no me iba a gustar mucho. Tenía muchos puntos a favor de que sí me gustase, pero oye, llámame agorera, pronosticadora o llámame Beatriz, que es como me puso mi madre, pero yo sentía en el fondo de mi corazoncito que no, que esta no era mi película. No obstante, a muchos de mis amigos le encantaba, y claro, yo no quería ser menos que ellos, así que el otro día, ya por fin, me liberé de todos los malos pensamientos y me puse a verla en un contexto ideal: estaba un poco de bajona y tenía ganas de llorar con una película.

Lo que más me iba a gustar de la película, eso ya lo sabía yo de antes, era Unax Ugalde. Es que yo desde bien chiquitica he vivido enamorada de Unax Ugalde, y todavía lo estoy. No me suelo perder ninguna de sus películas porque es que además me gusta como actor, y aunque no todas sus pelis son para recordar (mira, como esta) la verdad es que con tal de verle sonreír (que parezco yo La Fuga) me trago lo que sea. Lo malo de todo esto es que, por lo que fuera, el personaje de Unax Ugalde en esta película me cayó mal desde el principio. Con lo cual, claro, toda la película a la mierda.

Creo que la historia no es mala del todo. Si no recuerdo mal, la película es una adaptación de una novela, y seguro que todo está mucho mejor contado en el libro o si no, yo no me lo explico. Porque repito, creo que en general la historia es buena, pero la manera de contarla es penosa, es como si la propia película nunca llegase a creerse lo que cuenta o nunca llegase a dramatizar lo suficiente y se quedase siempre en la capa más superficial y tópica. Yo he sentido que me contaban esta historia como quien te cuenta que fue al mercado y los tomates habían subido de precio. Un drama, sí, señora, pero a mí qué me cuenta.


Total, que un aburrimiento. Si no fuera porque estaba de bajona y estaba muy a gustico en la cama bien tapadica me habría levantado para pararla, pero al final me la tragué entera sin llegar a sufrir en ningún momento de la película. Y encima, en mi humilde opinión, yo creo que entre la pareja protagonista había menos chispa del amor que entre la Infalta Elena y don Jaime de Marichalar. Estaban ahí por estar y te tenías que creer que se querían, pero yo no era capaz de ver por ningún lado lo que realmente debían sentir el uno por el otro.

Y espérate, que la banda sonora, telita. No digo que las canciones estén mal elegidas, sino mal colocadas. A mí, personalmente, la banda sonora me sacaba por completo de la película. Me ha recordado mucho al estilo de "introduzcamos una canción aquí" de Compañeros, serie que me estoy viendo ahora, así que esa coincidencia (o no) me ha llevado a pensar que quizá era un recurso muy de los noventa, aunque esta película ya es del año 2000.

Vamos, que no he sido capaz de cogerla por ningún sitio. Que creo que la película arranca medio bien pero luego va cayendo y cayendo y solo provoca aburrimiento y decepción. Cosa que me fastidia, no os creáis. Me jode cuando alguien es capaz de ver cosas maravillosas en una película y yo no, pero qué le voy hacer (si nací en el mediterráneo). Para ser justa con mis pensamientos tengo que darle a esta película un ojete de dromedario y, además, haceros una no-recomendación, porque de verdad que no he sido capaz de sacar una sola cosa por la que merezca la pena ver esta película.

25 oct. 2011

Crossroads

Alguna extraña magia negra me llevó a elegir como película para ver un viernes por la tarde de aburrimiento esta película. No voy a decir mucho más de que le he puesto un ojete de ballena. ¿Por qué? Por todo esto:

(Aviso: destripo completamente la película)


“Vivíamos en Georgia, teníamos 10 años. Mimi, Kit y yo sabíamos perfectamente lo que queríamos en la vida, así que metimos nuestros sueños en una caja y la enterramos. Acordamos desenterrarla a media noche del día que terminásemos el instituto”.

Así arranca la película que Britney Spears decidió protagonizar cuando estaba que lo petaba allá por principios del milenio. Su éxito comercial era tan exagerado que confiaron plenamente en él para la creación de esta película dejando de lado todo lo que tiene que ver con el cine, ya no digo bueno, sino decente.

Ocho años más tarde del enterramiento de los deseos Brit ya no se lleva con sus amigas de la infancia. Ahora ella es la empollona del insti, además de la virgen, por supuesto, y de la niña de papá, y sus otras dos amigas, que ahora, repito, ya no se llevan para nada, también han cambiado: la gordita ahora es el bombón del colegio y la otra ahora está preñada y es muy chunga.

Brit, que es la lista, se va a graduar como la mejor de la clase pero no está contenta. Su padre está todo orgulloso y encantado con la idea de que su hija vaya a estudiar medicina en la mejor universidad del país, pero ella sufre en el fondo de su corazón porque lo que quiere es estudiar música. No tiene madre que la apoye porque, para alimentar el drama, la madre de Brit los abandóno (a ella y su padre) cuando ella era una niña.

Es la noche de la graduación y las tres antiguas amigas han pasado una noche supermala. Brit ha estado a punto de que le metieran la puntita, no os digo más. Y lo han pasado tan mal que han decidido ir a la cita. A la chunga... bueno, está preñada, así que, por supuesto, nadie la ha llevado al baile. Y a la pija le han dicho que su novio, que estudia en California, seguro que está poniéndole los cuernos en ese preciso instante, así que la pobre se ha llevado un disgustazo. Total, que se reúnen donde habían enterrado la cajita y descubren qué era lo que habían guardado.

Y sin mucha lógica se lía todo y deciden viajar juntas a California porque la preñada resulta que también quiere triunfar en la música. La pija se apunta porque ya empieza a tener sospechas con el tema de su novio, con el que, por cierto, está planeando una boda, y Britney se apunta porque la casa de su madre justo pilla de camino y la pueden dejar allí. Las llevará un amigo de la chunga con el que al principio no harán muy buenas migas porque les pone música muy jevi para el viaje. ¿Por qué? Pues porque el chico también es chungo y ha estado en la cárcel, por lo tanto, tiene que escuchar música de malotes.


Para dar un giro de guión inesperado el coche se estropea, y como no tienen suficiente dinero para arreglarlo y seguir adelante las chicas deciden apuntarse a un concurso de karaoke que casualmente se celebraba en la ciudad que las acoge. Por supuesto, y para no ser originales, al principio, en el concurso, lo hacen como el culo. La chunga es la que lleva la voz cantante y justo se da cuenta de que tiene algo de miedo escénico y no puede ser la solista, así que le pide a Brit que por favor cante ella, aunque Britney tiene un momento superhumilde y dice que no podría hacerlo tampoco. Pues algo hay que hacer, claro que sí, que para eso hemos venido. Y claro, la Brit al final cede. Y lo peta.

Primero se acerca con miedo al micrófono, acerca su boca con cuidado y ni siquiera se atreve a tocarlo, pero luego se viene arriba y acaba bailando en una barra de streaptease. Lo típico, vamos. Y como al final hacen muy bien de putonas, acaban ganando un montón de pasta. Pero debe de ser un montón de los buenos, porque a partir de este momento empiezan a alojarse en hotelazos durante su camino. Y ya de paso se vuelven a hacer las tres chicas superamigas y se dicen que no se separarán jamás.

Después tienen un momento de reavivación de la amistad en el que la pija confiesa que el mejor momento de su vida fue conseguir estar en su peso gracias a un campamento para gordos. Y entonces llega el momento de la gran pregunta: "¿por qué dejamos de ser amigas?". Y la película se convierte en drama. Bajona. Lágrimas everywhere. Abrazo grupal.

El camino hacia Los Ángeles es largo y da tiempo para un montón de cosas, y hasta el tío duro que fue encarcelado tiene su minuto de gloria, enloqueciendo primero y abriendo después su corazón. Britney entonces empieza a ponerle ojitos. "Si al final va a ser un tío guay, que tiene corazón y todo", piensa ella. Aunque el mejor momento llega cuando, una noche, alrededor de una hoguera, Brit le dice al chico duro-ahora chico sensible que ella escribe poemas. Britney, hija mía, lo tienes todo, solo te falta ser morena. 

Y entonces Britney encuentra a su madre. Sabe exactamente dónde vive (en una gran mansión, por cierto) y llama al timbre. Y aparece Kim Cattrall, lo cual resulta muy irónico porque... bueno, que a mí me ha hecho gracia. Y Brit le dice: "mamá, soy yo" y ella le dice "pasa". Hay mal rollo en el ambiente, la tensión se puede cortar y todo es muy incómodo. Brit se va de allí llorando. Al parecer su madre no quería tenerla, ella fue un error para su madre. Bajona. Brit no sabe si raparse la cabeza ahora o esperar a que pasen unos años.

Pero decide volver al hotel con sus amigos para pasar el mal rato con ellos. Y el chico duro ahora sensible, para alegrarla, le dice que le ha puesto música a uno de sus poemas y maravillosamente nace ante nosotros, espectadores atónitos, I'm not a girl not yet a woman. Y entonces se besan.


La sorpresa final viene cuando la pija decide darle una sorpresa a su novio, una vez ya en Los Ángeles y se presenta en su casa en compañía de la chunga preñada. Por supuesto, lo pilla con otra. Pero esa no es la sorpresa. Demasiado fácil para esta película. La sorpresa viene cuando, por ciencia infusa o por obra del espíritu santo, la pija se da cuenta de que el padre de su amiga la chunga es ¡su prometido! Como lo leéis. Pero espera, que va la chunga y al salir corriendo se cae por las escaleras. 

Ya somos uno menos en la película, pero las chicas siguen adelante. Un minuto más tarde el padre de Brit aparece porque sabe teletransportarse y decide llevarse a las tres chicas de vuelta a casa. Se quedan sin audición y sin nada, con lo que habían trabajado en ella... ¡o no! Porque Brit le dice a su padre que se queda y que la respete, porque ella lo vale. Y van a la audición y Brit nos emociona, aunque no sabemos si al final pasan la prueba o no, porque la película se acaba justo ahí.

23 oct. 2011

El discurso del rey

Esta era una película que, en principio, no me atraída demasiado pero que me obligaba a ver, de alguna forma, por su éxito en los Oscars (y no solo en los Oscars) y sobre todo por su premio a mejor guión. La verdad es que las películas sobre reyes y líos de corte no me suelen llamar mucho, y aunque las que he visto, creo recordar que en general me han gustado, ninguna logra llegarme al corazoncito o llamarme la atención de una manera especial porque las historias que cuentan sobre esos reyes o reinas son demasiado... poco terrenales.

Pero El discurso del rey tenía bastantes puntos a favor, además de todos sus premios, para que yo quisiera verla, y al final ha sido en el viaje de vuelta de Rumanía, aburrida, en un tren, a las siete de la mañana, cuando me he decidido a darle al play. El peor contexto posible para ver una película como esta... O tal vez no. La película me cautivó desde el principio y me hizo el viaje realmente corto, cosa que es de agradecer, pero es que además consiguió sorprenderme y emocionarme, cosa que, por supuesto, me encantó.

El discurso del rey trata sobre... podría decirse que el colmo de un rey. Aunque en el caso de los españoles, nosotros también tenemos un rey al que no se le entiende del todo bien (pero eso es ahora, porque está viejuno) realmente cuesta imaginarse la figura de un rey tartamudo, como lo fue el rey Jorge VI de Inglaterra. La película se centra en la historia de superación de este rey, que comienza mucho antes de que él pudiera imaginarse que algún día fuera a ser proclamado rey y termina con el famoso discurso del rey dado por radio a todos los países del imperio británico al comienzo de la II Guerra Mundial.


Una de las cosas que más me ha gustado de esta película es el enorme despliegue de actores conocidísimos ya en cualquier producción británica de renombre. Bueno, realmente, habiendo visto las películas de Harry Potter, ya eres capaz de reconocer unas cuantas caras en casi cualquier película británica. En esta película, por ejemplo, contamos con la corta pero estupenda aparición de Michael Gambon (Dumbledore para los amigos, interpreta aquí al rey Jorge V) y con la peculiar cara de Timothu Spall, que para mí siempre será Colagusano. Y Helena Bonham Carter, por supuesto, cuyo papel en esta película interpretando a la reina Elizabeth en nada se asemeja a su interpretación de Bellatrix Lestrange, aunque está igual de estupenda cuando se contiene y habla bajito. Aunque si hablamos del reparto, destaca de una manera abrumadora por encima de todos los demás Colin Firth, que hace un papelón de quitarse el sombrero e incluso el sujetador.

Pero lo que más me ha gustado de esta película no han sido los actores, que son increíbles, ni el guión siquiera, que también me parece correcto hasta rozar la perfección, sino la dirección. Los movimientos de la cámara, la composición de planos, y también la fotografía, la banda sonora... todo es... como muy inglés, como muy "como debe de ser". Sin duda alguna este es el aspecto que más me ha sorprendido y con el que más he disfrutado en esta película.

Total, que El discurso del rey me ha parecido lo más en muchísimos aspectos, y por eso quiero recomendárosla, si todavía no la habéis visto. Eso sí, estamos hablando de una película cuyo protagonista es un tartamudo, así que para poder disfrutar al cien por cien de la excelente interpretación de Firth, por favor, vedla en versión original, porque merece la pena. Así que le doy un recopetín de película y me quedo más tranquila sabiendo que la pasada edición de los Oscars fue más justa de lo que ha solido ser.

22 oct. 2011

Buffy Cazavampiros (2º temporada)

La primera temporada de esta serie, que empecé a ver no del todo convencida, no es que me pareciera lo mejor que había visto  nunca, aunque tampoco me pareció tan mala como yo pensaba que era, así que decidí darle otra oportunidad a la serie con la segunda temporada.

Bueno, pues esta segunda temporada me ha parecido más de lo mismo, aunque creo que, en general, ha sido mejor que la primera, sobre todo porque había más tramas horizontales que, bueno, a mí concretamente no llegaron a engancharme en ningún momento, pero por lo menos te atrae más que simples episodios autoconclusivos. Me estaba cansando un poquito ya la fórmula esta de bicho nuevo en la ciudad-Buffy logra vencerlo y todo vuelve a la normalidad hasta el próximo capítulo, y los últimos capítulos de esta segunda temporada ya me han gustado un poco más por el hecho de que por fin logran mostrar un hilo conductor.

Pero Buffy Cazavampiros todavía no ha logrado ganarse un lugar en mi corazoncito. Algunos me han dicho que en la tercera temporada la serie ya se consolida y que no la deje ahora, y creo que voy a darle la última oportunidad porque en general la serie me entretiene.


Los nuevos personajes de esta segunda temporada le dan un poquito más de marcha a la serie, sobre todo Spike, que aunque todavía no me cae en gracia creo que podrá tener su puntito. Eso sí, a la que no soporto es a la otra vampira, que parece que está teniendo un orgasmo continuo, Drusilla. ¡Es que no puedo con ella! Y Oz, claro, que era ya mi personaje favorito antes de empezar a ver la serie, y que aunque aparece muy poco, yo le quiero lo mismo.

Eso sí, lo que más me ha gustado de la segunda temporada es el Ángel malo. El Ángel de la primera temporada me daba muchísimo por el culo, me parecía un soplagaitas asqueroso, pero cuando se volvió malo por fin empecé a verle como un personaje interesante. Lo malo es que con ese final que nos han plantado... me temo lo peor. Pero bueno, al menos fue bonito mientras duró.

Y afortunadamente los personajes protagonistas ya me van cayendo en gracia. A Buffy ya la voy soportando más y a Xander le estoy cogiendo cariño y todo. A ver si para la tercera temporada Willo empieza a vestirse como Dios manda y así ya puedo querer al trío protagonista.

En general la segunda temporada de Buffy Cazavampiros me ha parecido simplemente correcta. Algún capítulo destacaba un poquito por encima de los demás, pero no he encontrado nada que me haya hecho perder la cabeza, así que se sigue quedando con el ojete de monico de serie.

20 oct. 2011

Juno

Recuerdaba que esta película me había gustado mucho en su momento, cuando fue estrenada, allá por el año 2008, y aunque todavía me acordaba del argumento a grandes rasgos, realmente se me habían olvidado ya bastantes cosas, así que antes de irme a Rumanía decidí echarle un vistazo.

Juno es una película sobre una joven de dieciséis años que, de repente, aunque no por obra y gracia del espíritu santo, se queda embarazada. La evolución de su estado nos hace avanzar por una bonita historia de madurez que termina siendo una historia de amor de esas que se llevan ahora mucho de chica y pringado, que, por cierto, a mí me gustan un montón. Más aún si el pringado es Michael Cera, porque aunque el chico no es que tenga demasiado de especial, a mí es un actor que me encanta, y procuro no perderme ninguna de sus películas.

El punto fuerte de la película es el guión, y su originalidad está en la forma de tratar el tema del embarazo no deseado en una joven, porque lo que es la historia, ya está bastante trilladita. El personaje de Juno es tan especial que logra sostener con su propio sentido del humor el tono de toda la película, que resulta siempre muy agradable. Juno es una de esas películas que podríamos denominar buenrollistas. El guión consiguió llevarse el Oscar en la 80ª edición de estos premios, dando a conocer a Diablo Cody, su guionista, que luego nos dejó muertas en la bañera con su siguiente película Jennifer's Body.


Aunque no lo pueda parecer, Juno es una película bastante controvertida. Al ser una historia tan centrada en un  solo personaje corre el riesgo de que si al espectador no le cae en gracia la protagonista, automáticamente la película pierde todo el interés, por eso es una película que tiene muchos defensores (hombre, yo no me considero gran defensora, aunque reconozco que me gustó mucho) y también sus detractores.

Yo creo que como comedia Juno consigue todos sus propósitos. Además de divertir consigue contar una historia... trágica realmente (al final todas las comedias son tragedias solo que contadas de otra forma) con un punto de vista muy tierno, muy natural, y, por qué no, también muy irónico. Me ha recordado (aunque no quiero hacer comparaciones) al estilo de las comedias de Billy Wilder, que no buscan la carcajada (aunque suelen conseguirla) sino que cuentan una historia bella desde un punto de vista tan entrañable que al final acabas recordando con una sonrisa.

En principio, os la recomiendo. Sobre todo a los amantes de este tipo de películas que desde hace unos pocos años para acá nos está dejando ver Hollywood, no sé si llamarlas indies, pero sí son "otro tipo de historias" con otro tipo de personajes. A mí esta película me ha encantado como suma de un montón de cosas que me encantan: Michael Cera, la comedia, las historias de amor "diferentes", las historias de adolescentes... por eso se lleva un copón de película.

19 oct. 2011

Bienvenidos a la quinta temporada de OjeteFilms

Mi vida ya ha vuelto a la normalidad, se han terminado las vacaciones y ahora podré retomar este blog como era habitual. Eso sí, en esta semana y media de descanso, ver películas, lo que se dice ver películas, no he visto, porque en Rumanía el cine, en general, tampoco es que sea un hobby muy común. Además, me fui con la intención de preguntar por algunos títulos significativos del cine rumano y no conseguí que nadie me dijera nada en especial.

Antes de nada, quiero decir que ya tenemos ganador del último OjeteConcurso. El azar ha querido que la afortunada ganadora haya sido Klarii, así que enseguida me pondré en contacto con ella para hacerle llegar su premio, la novela La Elegancia del Erizo. Y, no sé si lo sabes, querida Klarii, pero yo siempre pido algo a cambio del premio, y es una foto con tu premio recibido. Aquí os enseño la del ganador del anterior OjeteConruso, Raul Calvo, que ganó un vale de 17€ para DvdGo y se hizo con esta peliculilla:


Por otro lado, si os habéis parado a mirar en la barra lateral derecha del blog, ahí siempre hay un Top10 de las mejores películas de cada temporada, que me suele servir para que cuando alguien me dice "recomiéndame una peli" yo le mande directamente ahí. Según esa lista, la mejor película de esta cuarta temporada ha sido La Comunidad, de Alex de la Iglesia. Seguro que a alguno de vosotros le parece que otras películas de esa selección podrían ser mejores, pero este es mi blog y elijo la que quiero.

Esta temporada prometo hacer una vuelta al cine clásico, que lo he tenido un poco olvidado en el último año y, sobre todo, obligarme a ver algunas películas que ya va siendo hora que vea, como Calle Mayor, Muerte de un Ciclista o Perros de Paja, películas que me atraen muchísimo pero que he ido almacenando y nunca encontraba ocasión para ellas. Y por supuesto, los estrenos que nos vienen para este invierno. No pienso perderme Mientras Duermes, Contagio, Eva, Verbo, el remake de Perros de Paja, Drive, La chispa de la vida, el reestreno de El Rey León o J. Edgar.

Espero también encontrar nuevos colegas aficionados al cine como yo y mantener a los que hasta ahora he ido conociendo gracias a este blog, y, sobre todo, hablar de cine, aprender sobre cine y haceros pasar un buen rato leyendo mis críticas.

¡Bienvenidos a la quinta temporada de OjeteFilms!

17 oct. 2011

Fin del concurso

De vuelta en España ya puedo decir que tanto mi viaje a Rumanía como este concurso han sido un éxito. Por aquellas tierras de gitanos y vampiros me lo he pasado genial y por aquí parece que tenemos bastantes acertantes, lo cual hará que el sorteo esté más interesante. Recordad que el premio del concurso era la novela La Elegancia del Erizo de Muriel (eres mala Muriel) Barbery.

La primera película que propuse para adivinar era Charlie y la fábrica de Chocolate, película de Tim Burton estrenada en el año 2005 basada en la famosa novela homónima de Roald Dahl.



La segunda película, una de mis películas favoritas: El exorcista. Uno de los clásicos de terror que sigue provocando pesadillas generación tras generación, dirigida por William Fredkin y estrenada, con un gran revuelo, en el año 1973 en EEUU.


La lista de personas que han acertado es la siguiente:

Josu Sein (x2)
Dr. Gonzo
Raül Calvo (x2)
Chica Vudú (x2)
Klarii
Bertoff
BebeHiperactivo
DCrazyDiamond
Charlotte Harris
garcigomez



El miércoles día 19 comunicaré el nombre del ganador a la vez que inauguraré la quinta temporada de Ojete Films.

16 oct. 2011

El juego de las pistas. Pista 5


Pista 1: Película basada en una novela.

Pista 2:  El protagonista es un joven cura que no está pasando por un buen momento personal.

Pista 3: Una famosa actriz tiene que recurrir al cura protagonista para requerir sus servicios.

Pista 4: La hija de esa actriz parece estar muy enferma, aunque los médicos no dan con su enfermedad.

Pista 5: Esta película aterrorizó a Estados Unidos en 1973 y aún hoy en día se considera un clásico indiscutible del cine de terror.

15 oct. 2011

El juego de las pistas. Pista 4


Pista 1: Película basada en una novela.

Pista 2:  El protagonista es un joven cura que no está pasando por un buen momento personal.

Pista 3: Una famosa actriz tiene que recurrir al cura protagonista para requerir sus servicios.

Pista 4: La hija de esa actriz parece estar muy enferma, aunque los médicos no dan con su enfermedad.

14 oct. 2011

El juego de las pistas. Pista 3


Pista 1: Película basada en una novela.

Pista 2:  El protagonista es un joven cura que no está pasando por un buen momento personal.

Pista 3: Una famosa actriz tiene que recurrir al cura protagonista para requerir sus servicios.

13 oct. 2011

El juego de las pistas. Pista 2

¡¡¡SEGUNDA PELÍCULA!!!


Pista 1: Película basada en una novela.

Pista 2:  El protagonista es un joven cura que no está pasando por un buen momento personal.



¡No olvidéis dejar vuestro e-mail junto con la respuesta para poder optar al premio!

12 oct. 2011

El juego de las pistas. Pista 5


Pista 1: Película basada en una novela

Pista 2: El protagonista es un niño.

Pista 3: Christopher Lee da vida a uno de los “personajes” más temido por cualquier niño.

Pista 4: Dirigida por uno de los artistas más famosos y más particulares de Estados Unidos.

Pista 5: El nombre y el apellido del curioso antagonista, poseedor de una gran fábrica, comienzan por la misma letra.



¡Por favor, no olvidéis dejar vuestra dirección de mail junto con la respuesta, pues la necesito para el sorteo, ya que es un sorteo automático!

11 oct. 2011

El juego de las pistas. Pista 4


Pista 1: Película basada en una novela

Pista 2: El protagonista es un niño

Pista 3: Christopher Lee da vida a uno de los “personajes” más temido por cualquier niño.

Pista 4: Dirigida por uno de los artistas más famosos y más particulares de Estados Unidos.


PD: Por favor, no olvidéis dejar vuestro e-mail junto con la respuesta porque para hacer el sorteo necesito vuestras direcciones.

10 oct. 2011

El juego de las pistas. Pista 3


Pista 1: Película basada en una novela

Pista 2: El protagonista es un niño

Pista 3: Christopher Lee da vida a uno de los “personajes” más temido por cualquier niño.

9 oct. 2011

El juego de las pistas. Pista 2

PRIMERA PELÍCULA:


Pista 1: Película basada en una novela

Pista 2: El protagonista es un niño

8 oct. 2011

El juego de las pistas


Para poner fin a la cuarta temporada de Ojetefilms y para poder yo disfrutar de mi inminente viaje a Rumanía (donde estaré hasta el día 17 de Octubre) os propongo un juego, como ya es habitual.

Esta vez el juego consistirá en adivinar de qué película estamos hablando según las pistas que iré dando poco a poco. Espero que me funcione esto de programar entradas, porque si no el juego habrá sido un completo fracaso, ya que cuando esté en Rumanía, aunque me llevaré el portátil, no sé qué posibilidad de conectarme a internet podré tener.

Serán dos las películas a adivinar, y espero que las pistas sean lo suficientemente fáciles como para que haya bastantes acertantes. La primera pista, común a las dos películas que tendréis que adivinar, es la siguiente: AMBAS SON PELÍCULAS BASADAS EN NOVELAS.

¿Cuál será el premio? Esta vez no habrá Dvds para el ganador, sino una novela, la novela La elegancia del erizo, que inspiró la película El erizo, película francesa del año 2009. La novela tiene el Premio de los Libreros Franceses y ha vendido más de cuatro millones de ejemplares en todo el mundo.


¿Y quién será el ganador? Esta vez el ganador se elegirá por sorteo. Entonces, ¿cómo puedo participar? Cada persona solo puede participar una vez por cada pista. Por ejemplo, ahora mismo acabo de dar la primera pista, por lo tanto, hoy ya podéis empezar a participar. Quizás por casualidad acertéis, pero como yo no estaré para deciros si habéis acertado o no, el resto de personas podrán seguir jugando e incluso apostar por la misma respuesta que haya dado otro participante. No es necesario que seáis usuarios de blogger, para participar solo necesito que dejéis un comentario con un nombre o nick y una dirección de correo electrónico. No entrarán a concurso aquellos comentarios con la solución que no tengan la misma fecha de la publicación de la entrada. Cuando vuelva de Rumanía (el día 18 de Octubre) diré las dos películas que estábamos buscando y el nombre de la persona ganadora. Solo habrá un ganador, que será resultado de un sorteo entre las personas que dieron con el título de una de las películas a adivinar. En el caso de que una persona adivinase las dos, tendría el doble de oportunidades de participar en el sorteo. ¡Mucha suerte y que os divirtáis, porque yo, en Rumanía, seguro que lo haré!

6 oct. 2011

Frequency

Antes de hablaros de esta película quiero deciros que la semana que viene no estaré en España, y como tampoco estaré viendo películas precisamente, voy a aprovechar este parón para dar fin a la cuarta temporada de OjeteFilms, y, como suele ser habitual siempre que una temporada se acaba, voy a hacer un concurso con su correspondiente premio. Las bases y el premio, el sábado, aquí, en vuestro blog favorito [modo Anne Igartiburu off]

Pues veréis, resulta que vi Frequency porque el otro día leí algo de ella ya ni sé donde y me acordé de que cuando se estrenó yo tenía muchas ganas de verla, pero creí que me iba a dar miedo por eso de que va de que un hijo habla con su padre muerto y al final no la vi. Han tenido que pasar muchos años para que le diera una oportunidad, y oye, aunque en su argumento me ha sorprendido mínimamente porque no va por donde yo creía que iría, la verdad es que me ha gustado regulero.

Yo tengo una máxima en esta vida, y os la voy a descubrir. Dennis Quaid siempre hace películas pasables. No malas de estas de repeluco, pero jamás ha hecho una buena. Y esa es la conclusión a la que he llegado tras varios años de consumo de cine. No he visto ni una sola película de este hombre que haya dicho ¡peliculón! Eso sí, generalmente son películas entretenidas, curiosas si me apuras, pero vaya, que este tipo de cine al que Quaid ha sabido sacar partido suele ser aquel que en el trailer promete muchísimo y luego cuando la ves, pues ná!


Frequency cuenta una historia muy original, me parece a mí, pero que se ha quedado obsoleta porque el paso del tiempo (es una película del año 2000) ha avanzado muchísimo en lo que a "viajes en el tiempo" se refiere. El protagonista de esta película es un chico cuyo padre murió cuando él era un niño que, de repente, un día, gracias a un fenómeno físico que te tienes que tragar y punto, como lo de la virginidad de María, consigue contactar por radio con su padre, pero no en el más allá (que era lo que yo pensaba) sino treinta años antes. El chico habla con su padre vivo porque las ondas de radio viajan en el tiempo o algo así. La cosa es que el hijo, que sabe cuándo y cómo murió su padre, consigue salvarlo de su propia muerte, y eso, por supuesto y tal y como sabemos todos los que tenemos mínimas nociones sobre viajes en el tiempo, altera el presente.

Una movida muy chunga, que más o menos está muy bien contada aunque justificada con el ojete. Una película entretenida, que aunque tiene su chicha, falla, me parece a mí, en que ni logra crear tensión ni nada de nada. Ahí se están viendo asesinatos, muertes, familias destrozadas, crisis amorosas pero es que todo da igual porque la película no logra profundizar en nada.

Como os he dicho antes: ¿entretenida? pues mira sí, se te pasa la hora y media larga y tan ricamente. ¿Interesante? No, una persona puede vivir perfectamente sin saber nada de esta película. Arranca bien, pero en cuanto te explican qué está pasando, como tienes que hacer acto de fe, el interés decae por completo, y aunque la película consigue mantener un ritmo la verdad es que... cacafuti. Yo le he dado un ojete de monico por no dárselo de dromedario, porque tampoco me parece tanta cacafuti, pero no me paro a recomendárosla siquiera.

¡Acordarse del concurso! ¡El sábado publico toda la información!

5 oct. 2011

Funny Games U.S.

Funny Games se ha ido convirtiendo, poco a poco, en una de mis películas favoritas. Me refiero a la original, a la de 1997. Aunque la primera vez que la vi no me gustó mucho, la verdad es que es una película que me va cautivando más en cada visionado, y, por supuesto, me va impresionando más. Es una película que ya no me puedo sacar de la cabeza, que siempre estará ahí, conmigo.

Por eso quise ver el remake que el propio Haneke, director de la original, había hecho diez años después con actores y producción estadounidense. Todavía no he acabado de entender del todo la naturaleza de este remake. Sí, entiendo que los estadounidenses son extremadamente aficionados al remake porque les gusta ver a sus caras favoritas en las películas y además les gusta el efectismo y el toque hollywoodiense con el que se suele dotar a estos remakes. No obstante, Haneke se pasó todas estas reglas por un sitio y dijo: "¿queréis remake? ¡tomad remake! ¡¡Ahora!! Aunque acepte vuestros actores guapos y maravillosos pienso hacer exactamente lo mismo." Y eso hizo. Cogió a Naomi Watts, a Tim Roth y les hizo pasar por exactamente el mismo suplicio que pasaron los actores originales en la primera Funny Games.

Y, hay que ver lo que es la vida, yo, que soy megafan de la original, no he disfrutado de igual modo esta nueva versión para el público estadounidense. No es lo mismo, aunque sea igual. O al menos a mí no me ha parecido lo mismo. No sabría explicar muy bien por qué, aunque creo que podría intentarlo excusándome en que a mí, personalmente, el hecho de que las caras de los actores de la película del 97 me resultasen totalmente desconocidos me ayudaba a meterme más en la historia, mientras que si veo a Tim Roth, mi mente automáticamente se toma la película en otro sentido.


Bueno, perdonad que os haya soltado todo este rollo sin haberos presentado aún la película, que a lo mejor alguno de vosotros no conocéis. Funny Games es una locuraza. Una familia va a pasar unos días a su casa del lago cuando de repente recibe la extraña visita de un inquietante joven que le pide a la madre cuatro huevos para una de sus vecinas. Así arranca una de las historias más alucinantes que yo haya visto en el cine. Un estudio sobre la violencia y sobre el gusto por la violencia del ser humano que, sin ser una película excesivamente violenta o sangrienta, consigue ponerte los pelos de punta.Una auténtica provocación que no para de recordarte que eres un sádico por seguir mirando.

Por supuesto, os recomiendo la original. Quizás si no hubiera visto tantas veces la original el remake también me hubiera parecido estupendo, pero Funny Games U.S. me ha parecido absolutamente innecesaria. Si se ampliase más, si se perfeccionase algo, si se hiciera más hincapié en alguna escena o en algún tema en concreto, pues vale, pero al ser lo mismo, pues me quedo con la primera versión.

Como me ha dejado tan... igual, le he puesto un ojete de monico a esta versión estadounidense. Hombre, da mucho gustico ver a Michael Pitt (que es un actor que me encanta pa casar y pa ver en la gran pantalla) y sobre todo a Tim Roth, que es un actor que siempre está genial, pero de verdad, yo me quedo con la otra. Creo que esta película solo funciona como curiosidad, para quienes ya hayan visto la primera y les apetezca comparar.

3 oct. 2011

Secuestrados

Desde que vi el trailer de esta película, ya hace algunos meses, sabía que tenía que verla. Me hubiera encantado verla en el cine, donde la pantalla grande y la oscuridad del lugar ayudarían a sentir la claustrofobia y el terror que esta película transmiten, pero al final no pude verla en su momento (no duró demasiado tiempo en el cine, al menos en mi cine habitual) y la he tenido que ver en casa. Eso sí, con ventanas bajadas y todo tipo de parecido con el cine de verdad (a excepción, claro, de la pantalla).

La película de Miguel Ángel Vivas ya prometía desde antes de ser vista, al menos para mí. "Terror real", como yo suelo denominarlo, ese tipo de terror del "podría pasarme a mí (en este caso, podría pasarle a José Luis Moreno), podría ser cierto" es mi favorito, pues, al no creer en fantasmas ni en vampiros, aunque ese tipo de películas también me gustan, no me hacen sentir lo mismo, y, al fin y al cabo, lo que yo principalmente busco cuando veo una película de terror es pasar miedo, o, al menos, sentirme incómoda.

Con el título de la película ya poco queda a la imaginación. Secuestrados cuenta la terrible experiencia que tiene que vivir una familia que acaba de mudarse a una casa muy pero que muy bien equipada y que recibe la visita de unos enmascarados que les robarán y secuestrarán durante toda la noche para intentar sacar cuantas más cosas de ellos.

La originalidad no es el punto fuerte de la película, por supuesto, ya que historias de personas que entran en casas de otras personas ya hemos visto y seguiremos viendo durante mucho tiempo. La baza de esta película, a mi parecer, está en la narrativa, la manera de contar esta historia, la forma, y no el fondo. La cámara ayuda mucho a meterse en la película, es como un personaje más, es como si nosotros fuéramos detrás de los personajes viendo en primera persona todo lo que ocurre. La cámara y esos larguísimos y cuidados planos secuencia nos hacen ser parte del juego, ser algo más que un espectador, además de vivir la historia más intensamente, pues, al no haber tantos cortes, puedes sufrir en tus propias carnes la evolución de cada escena.


Lo que no me ha gustado de esta película es el prólogo. O lo que yo denomino "prólogo". La película empieza "in medias res" (o eso creí yo) cuando vemos a un hombre ensangrentado, maniatado y con una bolsa en la cabeza, intentando pedir ayuda. Cuando logra encontrarla la película "empieza de nuevo", con una familia diferente y con una situación diferente. Supongo que esta primera escena sirve para ponernos en situación, pero realmente a mí me parece que sobra por completo. Me ha recordado un poco a Funny Games, pero claro, cualquier obra comparada con la impresionante Funny Games sale perdiendo, y esta, por muy bien hecha que esté, también.

Pero quitando ese pequeño detalle, todo lo demás me parece perfecto. Las actuaciones de los protagonistas, la familia que es secuestrada, impresionantes. Aunque la que más grite y la que más sufra sea Manuela Vellés, quien ya ha demostrado que se le dan genial los papeles de loca, sus padres, interpretados por Fernando Cayo y Ana Wagener están totalmente a la altura.

Una película cuidadísima que hace pasar un rato realmente difícil al espectador, que sorprende y que conmueve, vamos, un copón de película como dios manda. Totalmente recomendada a todos los amantes del género y no recomendada para las personas especialmente sensibles, pues la película no se corta en mostrar las cosas tal y como son, es decir, no exagera las escenas de violencia pero tampoco se corta en mostrar lo que está pasando.

2 oct. 2011

Los Cronocrímenes

Cuando vi esta película por primera vez en el cine me sorprendió bastante, pero tampoco me pareció una cosa maravillosa, así que dejé que su recuerdo se fuera diluyendo hasta que, con tanta promoción de Extraterrestre, la próxima película de Vigalondo, volví a pensar en aquella otra que me había parecido tan interesante y tan original y de la que ya apenas recordaba nada.

Basta con tener unas simples nociones de griego para descifrar el título e intuir de qué va esta película. Los Cronocrímenes nos habla de crímenes y de viajes en el tiempo. La gran baza de esta película es su guión, que es perfecto, y que fue escrito por el propio Vigalondo. Las películas de viajes en el tiempo siempre me han llamado la atención por lo complicado de su guión. El guionista tiene que tener siempre en cuenta toda la historia, tener la línea argumental muy clara y un montón de detalles siempre presentes en la cabeza. Pero los Cronocrímenes es una vuelta de tuerca al ya complicado ejercicio del viaje en tiempo. Vigalondo consigue rizar el rizo para demostrarnos que tiene el talento suficiente como para crear una historia barata (pocos escenarios, pocos personajes) y además de ciencia ficción, y además entretenida y llena de intriga y misterio. Para el guionista de a pié, como una servidora, Los Cronocrímenes es un quebradero de cabeza, una eterna pregunta de "¿cómo se le habrá ocurrido a semejante loco tal locura?".

Por otro lado, la elección de Karra Elejalde como protagonista me parece totalmente acertada. Siempre le he tenido un gran cariño a este actor, no sé muy bien por qué, pero es que además me parece uno de los mejores actores del cine español. Creo que le va como anillo al dedo al personaje protagonista de esta hsitoria, pues es un actor que, al menos a mí, es capaz de transmitirme tanta ternura como inquietud y en algunas ocasiones, incluso miedo.


Un auténtico pasatiempo en el sentido de ejercicio metal, un puzzle, un complicado "problema", al menos para mí, que tanto me cuesta entender todas aquellas películas que tienen algún viaje en el tiempo como parte de su trama que poco a poco va desvelando su sorprendente solución. Un ejercicio de ingenio en el que Vigalondo aprueba con muy buena nota y demuestra que él es un creador capaz de hacer cosas grandes con tramas tan, aparentemente, simples.

Como opera prima me parece casi insuperable, aunque a nivel técnico siempre se puede mejorar, así que claro, eso me deja con más ganas de ver, por fin, Extraterrestre. Por supuesto, es un copón de película, y esta vez sí que me paro a recomendárosla. Primero, para que veáis que el cine español no es un tópico y que últimamente se están haciendo cosas muy sorprendentes. Segundo, porque es una película muy interesante y una historia muy bien construida, y tercero, porque pienso que a cualquier persona amante de los rompecabezas, de los juegos de ingenio, le gustará.